Burgos CF y Burgos Promesas rompen relaciones

Carlos Aguilera será el nuevo entrenador del Burgos Promesas tras la salida de Fosky

Carlos Aguilera vuelve al banquillo que dejó en junio de 2020
Carlos Aguilera vuelve al banquillo que dejó en junio de 2020

Como anunció este jueves en exclusiva Canal 54, el Burgos CF tras su último entrenamiento en la Ciudad Deportiva del Burgos Promesas, operarios de la entidad de los Caselli procedieron a retirar sus pertenencias de las dependencias de Castañares. De esta manera el Promesas cumplía su intención de expulsar de su instalación al primer equipo del Burgos CF si no se abonaba antes de este viernes 15 la deuda (de entre 300.000 y 400.000 euros) contraída por los Caselli con el equipo que preside Pepe Manzanedo.

El conflicto entre ambas entidades ha dado un nuevo giro, y el hasta ahora entrenador del filial,  Óscar Río «Fosky», junto a su cuerpo técnico, ha sido «invitado» a abandonar la dirección del equipo de Tercera. Fosky es un técnico del Burgos CF, y fue impuesto como entrenador del Promesas por la familia Caselli tras la firmar el acuerdo de filialidad, en el pasado mes de junio. En el seno de la directiva del Burgos Promesas no gustó el comunicado emitido por la plantilla y cuerpo técnico en el que, según el Promesas, se culpaba de los impagos a los jugadores, por igual al Burgos CF y Burgos Promesas. El entorno de Fosky siempre habló de que el preparador no iba a dimitir, y que sería el último en abandonar el barco, sin embargo la relación entre Burgos CF y Promesas ya es insostenible y se ha visto obligado a abandonar al equipo.

Ahora será Carlos Aguilera el nuevo entrenador del equipo de Tercera, que de esta manera vuelve al banquillo que ocupó la pasada temporada, Aguilera es un hombre de confianza del Promesas, donde lo ha sido todo: jugador y entrenador en diferentes categorías.

Mientras su proyecto se desquebraja los Caselli siguen mirando para otro lado, y dan una imagen de normalidad tan irreal como falaz. De momento el primer equipo no volverá a pisar Castañares, al menos hasta que se abone la importante deuda con el Burgos Promesas, algo que en este momento parece imposible.

Las malas lenguas ya se preguntan si el Promesas volverá a vestir su tradicional equipación naranja y abandonará la blanquinegra que viste en esta temporada.

Ante estas preocupantes circunstancias PSOE y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Burgos, con su Alcalde De la Rosa a la cabeza, siguen sin manifestarse sobre la situación de morosidad de la empresa de la familia Caselli, y todavía piensan en ceder El Plantío por 40 años a una entidad, el Burgos CF SAD, que deja deudas allí por donde pasa.