ARCHIVADO EN

Vuelve la calma y una subida de las temperaturas tras el viento y lluvia de la borrasca ‘Karlotta’

Termometro_ola de calor_verano_opt

Tras unas semanas con un tiempo de lo más variado con el bloqueo anticiclónico de finales de enero, donde las temperaturas se alzaron dejando estampas primaverales, y la llegada de la borrasca ‘Karlotta’ hace tan solo unos días, que a su paso ha dejado fuertes vientos y lluvia, este martes cesa su actividad y deja paso a una gran subida de las temperaturas.

Este lunes, según las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), los cielos de gran parte de la Comunidad amanecían cubiertos y con probabilidad de leves precipitaciones. Por su parte Burgos, ha sido la única provincia que se ha mantenido en aviso amarillo por fuertes rachas de viento hasta aproximadamente las 15:00 horas.

A lo largo de este martes, el panorama de Castilla y León estará compuesto de cielos nubosos con algunas precipitaciones. En el caso de Burgos, las nubes estarán presentes a lo largo de todo el día, e incluso se hará presente la niebla en algunas zonas y momento puntuales, especialmente en las horas de la noche. Las temperaturas vivirán un ligero ascenso, situandose las máximas en los 14 grados y las mínimas en los 4.

De cara al miercoles, las temperaturas máximas seguirán ascendiendo paulatinamente y hasta su punto máximo que será el proximo jueves, donde se registrarán 20 grados de máxima en la ciudad. Habrá cielos nubosos, con alta porbabilidad de lluvia, especialmente a lo largo de todo el jueves.

La AEMET ha avisado de una subida de las temperaturas no solo para Castilla y León, también para el resto de España, donde se darán estampas más cercanas a la primavera que al propio invierno.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS