Vox critica «el rodillo de la izquierda»

El Grupo Municipal de Vox ha denunciado lo que ha denominado «el rodillo de la izquierda», una marginación hacia su grupo a la hora de poder desarrollar su trabajo.

Y es que, según ha criticado el edil Fernando Martínez-Acitores, el pasado viernes la presidenta del Instituto Municipal de Cultura, Nuria Barrio, convocó de urgencia y con hora y media de antelación, una sesión extraordinaria del Consejo para votar las bases de una serie de ayudas.

El concejal explica que con tan poco margen no da tiempo ni a leer las propias bases, ya no digamos a pensar si hay que modificar, cambiar o aportar algo.

De la misma forma ha criticado la reunión que mantuvieron ayer los grupos con la Federación de Hostelería. El edil de Vox no cuenta con dedicación exclusiva y en el Ayuntamiento se sabe que los lunes, por motivos profesionales, no puede acudir a comisiones. Este tipo de situaciones son habituales y por ello se intentan cuadrar las comisiones para permitir a todos los concejales acudir a ellas.

Dentro de la urgencia existente en todos los ámbitos, también en la hostelería, es fundamental que reuniones como la del lunes se convoquen a la mayor brevedad. Pero Martínez-Acitores sostiene que haber retrasado la reunión 24 horas no hubiera supuesto mayor problema, a fin de permitir a todos los grupos estar.

A su juicio, PSOE, Podemos y Ciudadanos, partido que para el concejal de Vox es de izquierdas, están intentando entorpecer el trabajo de los dos corporativos de esta formación.