Vox aboga por crear un fondo ante la previsión de que el nuevo decreto de las plusvalías vuelva a declararse ilegal

El Grupo Municipal de Vox pedirá, este viernes, prudencia en renovado impuesto de la plusvalía. Desde Vox piden al alcalde que tenga en cuenta que todo lo que se recaude vía este impuesto, puede que tenga que volver, después, al bolsillo de los ciudadanos.

El portavoz de la formación, Ángel Martín, recuerda que aún existe la posibilidad que el nuevo decreto ley que regula las plusvalías pueda volver a ser declarado ilegal. De ser así, habrá que devolver ese dinero, por lo que consideran prudente crear un fondo en previsión de lo que pueda pasar.

Junto con esta propuesta, desde Vox instan al Ayuntamiento a ajustar económicamente la tasa que se cobra por la tramitación o el estudio de cualquier licencia urbanística o declaración responsable que se solicita.

Y es que, el edil de Vox, Fernando Martínez-Acitores asume que el Ayuntamiento de Burgos ya percibe otros impuestos, como en el caso del Impuesto de Construcciónes, Instalaciones y Obras, popularmente conocido como el ICIO. Lo que se pide es que cuando esa solicitud de licencia concluya en una obra, se deduzca la tasa de la solicitud en el cobro del impuesto del ICIO.

Añaden, además, que se devuelva el 50% de esa tasa si el solicitante desiste antes de que se produzca la resolución de su solicitud.

La finalidad, explica Martínez-Acitores, es frenar el afán recaudatorio del Ayuntamiento de Burgos. Ambas cuestiones serán objeto de debate en el Pleno Ordinario de este viernes.

OTRAS NOTICIAS