Villatoro augura que la actuación municipal en su campo de fútbol no servirá para nada

Ayuntamiento de Burgos

El Consejo de Barrio de Villatoro ha vuelto a plantear sus dudas y preocupaciones hacia el campo de fútbol del barrio, que el Ayuntamiento de Burgos debería estar mejorando.

Y lo ha hecho a través de su presidente, Sergio Portillo, en el programa “Estamos de vacaciones” de esta casa. Portillo augura que, de confirmarse todo lo que los vecinos observan a simple vista en el desarrollo de las obras, el campo de fútbol no servirá para nada. Y es que, la mejora de 180.000 euros que el Ayuntamiento de Burgos planteaba en esta dotación es, a juicio del consejo de barrio, desproporcionada con lo que realmente se está haciendo.

Desde el Consejo de Barrio demandan tres cuestiones fundamentalmente:

En lo referente al vallado, solicitan que se coloquen unas vallas suplementarias detrás de cada portería, para evitar que los balones salgan fuera. Igualmente, desean que el campo cuente con, al menos, dos puertas, para facilitar la búsqueda de balones cuando toque.Además, piden que el Ayuntamiento de Burgos instale vestuarios. Portillo recuerda que durante las conversaciones con el Ayuntamiento, nunca se habló expresamente de ello, como seguramente tampoco se habló de poner porterías, ya que es algo implícito a un campo de fútbol. Pero el hecho de que la instalación no cuente ni con vestuarios ni con baños, la hace del todo inservible.

Y la tercera reclamación es el tamaño. Villatoro cuenta con un equipo de fútbol que empieza a sospechar que ni si quiera podrán usar el campo ya que, según parece, las dimensiones de este podrían haberse reducido haciéndolas incompatibles con las propias de la competición de fútbol 11. De confirmarse esto la chapuza del Ayuntamiento de Burgos a la hora de acondicionar la instalación sería de órdago.

El Consejo de Barrio se basa, fundamentalmente, en la actuación que ve en el campo, ya que la información por parte del Ayuntamiento, y más concretamente del concejal asignado a su barrio, Jorge Berzosa, es mínima. De hecho, en alguna ocasión, el Consejo se ha visto obligado a solicitar información vía registro al no poder contactar con el propio Berzosa, más preocupado, seguramente, por acumular poder en su nuevo cargo de coordinador general del Ayuntamiento que en resolver los problemas o las dudas de los vecinos.El edil ha prometido llamarles esta misma semana, para continuar hablando de este y de otros temas igualmente necesarios para el barrio.

El presidente del Consejo de Barrio recuerda que, con respecto al campo, se llegó a hablar de utilizarlo para escuelas deportivas, algo que, por supuesto, sin baños, es absolutamente imposible.

La obra de esta dotación municipal arrancó en diciembre del pasado año y el periodo de ejecución era de seis meses, con lo que tendría que estar acabada para el mes de junio. Sin embargo, el estado actual de la misma, hace presagiar que, de poder jugarse partidos de fútbol allí, no será antes de las próximas navidades.