Utilizan una misma matrícula para dos coches por ahorrarse la ITV y el seguro

coche policia nacional_opt

La colaboración conjunta de la Policía Local y la Policía Nacional de Burgos hace que se esclarezca un caso de falsedad documental, que implica como autores a dos hombres y una mujer.

Una ciudadana fue quién alertó a la Policía Local de lo que observó desde la ventana de su domicilio. Se asomó tras escuchar varios ruidos de dos vehículos que permanecían en su calle con los capós abiertos en un intento de arrancar uno de ellos, estando junto a los coches un hombre y una mujer a los que se sumó otra mujer más joven que llegó conduciendo otro coche.

La vecina sorprendida vió como se marchaban y, de los tres coches que había, dejaban uno aparcado de la misma marca, modelo y con una mátricula prácticamente idéntica que otro de los que se llevaron, lo único que les diferenciaba era el color.

Al ver lo sucedido alertó a la Policía Local, poco después los agentes se pusieron en marcha, hasta que efectivamente comprobaron que coincidía en marca y modelo, su diferencia era que uno de ellos era granate y el otro azul.

La Policía Local realizó un informe al respecto mediante el cual informó de los hechos a la Comisaría de la Policía Nacional de Burgos donde se abrió una investigación.

En el trascurso de dos días, localizaron uno de los coches, el de color granate, con dos personas dentro circulando por la ciudad. Los agentes identificaron a ambos y comprobaron la documentación del coche cuya matrícula no se correspondía con el número de bastidor del mismo.

El conductor del vehículo reconoció que el otro coche pertenecía a un familiar suyo y que él había adquirido tiempo después el que tenía. De esta manera, al ser iguales los modelos se garantizaba que ambos vehículos circulaban «legalmente» con sólo una ITV y un seguro, ahorrándose el dinero que les supondría la documentación del segundo vehículo.

loading...