Urbaser recogió menos cartón que el año anterior el día de Reyes, con la mitad de gente y solo por la mañana

Fotografía enviada por un espectador a Repaso a Burgos
Fotografía enviada por un espectador a Repaso a Burgos

El que no se consuela es porque no quiere. Este bien podría ser el lema que figurase en el escudo de la ciudad de Burgos y que, desde luego, hacen suyo en cualquier Equipo de Gobierno.

El área de medio ambiente del Ayuntamiento ha emitido un comunicado asegurando que «es un engaño afirmar que ha habido un problema generalizado» con respecto a la recogida de cartón el día de Reyes. Es cierto, que para saber si se recogió o no el cartón en tiempo y forma, bastaría con mirar los contenedores de cartón, pero para el Ayuntamiento es más fácil aseverar que no existió ningún problema porque no hubo ninguna llamada al 010.

Es decir, ahora son los ciudadanos los que tienen que levantar el teléfono y llamar al Ayuntamiento para que haga su trabajo.

Durante la jornada del 6 de enero, que es la que acumuló el mayor grueso de cartones, fruto de los regalos de Reyes, Urbaser retiró 10.000 kilos de cartón, frente a los más de 13.600 que se retiraron el año anterior. La recogida se realizó tan solo en turno de mañana, no de tarde. Algo que también ocurrió el día siguiente, domingo, donde se recogieron también menos kilos de cartón el año anterior y sin refuerzo específico. Es más, se redujo el número de equipos de trabajo a la mitad. Mientras que en 2023, tanto en la jornada de Reyes como el día 7 hubo 4 equipos cada día trabajando, este año se redujo a 2 equipos por día. Ya el lunes, 48 horas después de que los contenedores empezasen a llenarse de cartones, se puso a trabaja a 9 equipos.

Por más que el Ayuntamiento insiste y muestre datos de recogida los días 5, 6, 7 y 8, y a eso le llame «refuerzo del servicio», lo cierto es que la imagen que muchos burgaleses han visto en sus contenedores, dista de una recogida adecuada a la realidad del aumento de residuos propios de una jornada concreta.

OTRAS NOTICIAS