ARCHIVADO EN

UPA-COAG califica como «antisociales» los Presupuestos Agrarios Generales del Estado

Cosechadora, máquina

La ALIANZA UPA-COAG califica como antisocial el presupuesto agrario para el 2016, y considera perverso por parte del Magrama que justifique la reducción del 13,3 % del dinero público que se va a destinar a la agricultura y ganadería española el próximo año porque la política agraria se financia en un importante porcentaje con fondos Feader y Feaga procedentes de la Unión Europea.

Lo cierto es que el Gobierno central ha decidido plasmar en el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el próximo año un salvaje recorte en actuaciones de política agraria y pesca, pasando de 8.579 millones de euros en 2015 a 7.438 millones en 2016.

Esta mala notica se hace pública en unos momentos en los que aún están pendientes de aportar por parte del Magrama 40 millones de euros correspondientes al PDR 2007/2013, que ponen en riesgo una inversión total de gasto público de 200 millones de euros en Castilla y León.

En este sentido, este recorte presupuestario se suma a la reducción severa del Ministerio de Agricultura en su aportación a los PDR en el periodo 2014/2020, y que se traduce en asumir en vez del 50 % de cofinanciación como hasta ahora tan solo un 30 %, lo que representa otro severo castigo que sufrirá el sector agrario regional.

Nuestra organización considera un verdadero despropósito que el sector agrario vuelva a ser maltratado de esta forma por parte del Gobierno central, en unos momentos en los que sería más necesario que nunca una mayor sensibilidad política ante el acoso insoportable que muchos sectores productivos sufren a día de hoy con precios ruinosos en origen.

Resulta una burla obscena que el mismo día que se hace público este brutal recorte presupuestario para el campo se hable desde el Ejecutivo central que la agricultura y ganadería es un `sector estratégico´ de la economía nacional.

Estamos ante un gravísimo ataque a la economía productiva del medio rural, a las explotaciones familiares agrarias y al modelo social agrario mayoritario en nuestro país.

LA ALIANZA UPA-COAG se pregunta dónde está la responsabilidad, compromiso y solidaridad del Gobierno central con un sector como el agrario, muy tocado en sus bases debido a la crisis estructural que le afecta motivada por el desequilibrio de la cadena agroalimentaria, los bajísimos precios que perciben los productores, la especulación con las materias primas y las inclemencias climatológicas que tanto daño han provocado en los últimos meses.

Este nuevo varapalo político en forma de recortes resultará definitivo para que se consolide aún más el despoblamiento en el medio rural, y por lo tanto haya más abandono y más paro en los pueblos, además de una menor soberanía alimentaria en un país en el que la agricultura y ganadería es básica para cientos de miles de economías familiares.

LA ALIANZA UPA-COAG lamenta que estas políticas restrictivas y antisociales del Gobierno central vayan a dañar una vez más y de forma muy severa el tejido productivo del sector agrario con agricultores y ganaderos que aportan las materias primas necesarias para la actividad industrial agroalimentaria, y los servicios que producen actividad y riqueza en los pueblos y en el conjunto de la sociedad.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS