Una comisión de siete minutos por la que cada concejal cobró más de 140 euros

Miguel Balbás (7 Septiembre 2021)

¿Se imaginan cobrar en su trabajo 147 euros por siete minutos? Pues es posible, o mejor dicho, en el Ayuntamiento de Burgos es posible. Esto ocurrió en la Comisión de Desarrollo Urbano y Movilidad del mes de agosto, concretamente el día 31. El acta es clara, a las diecinueve horas y cuatro minutos comienza la comisión y es cerrada a las diecinueve horas y once minutos. Siete largos e intensos minutos de trabajo.

Pues bien, cada vocal que participó en esta comisión se metió en el bolsillo 147 euros. ¿Quiénes son? Los socialistas Levi Moreno, Daniel Garabito y Lola Ovejero, y el de Ciudadanos Julio Rodríguez Vigil. Pero el desembolso de las arcas públicas no acaba aquí, hay un vicepresidente, Adolfo Díez (PSOE) y un presidente, Miguel Balbás (Cs) que cobran respectivamente unos 184 y 200 euros, aproximadamente. Total, si hacen la cuenta, la comisión sale por 1.120 euros.

Se habrán dado cuenta que en ella solo participan miembros del equipo de gobierno. Pues es así es desde que comenzó el pacto de gobiernos entre Ciudadanos y PSOE. Los representantes del Grupo Popular, de Vox y de Podemos se retiraron de esta comisión ya que a muchos les parecía de por sí «una vergüenza».

Esta Comisión de Desarrollo Urbano y Movilidad nació en la legislatura pasada a petición del grupo naranja, y según ha podido saber esta casa, para muchos concejales es un auténtico «chiringuito» y solo se quería aumentar el número de sesiones para que los interesados aumentaran sus ingresos.

Una Comisión, también, para algunos innecesaria ya que si existiesen los contratos no sería necesario aprobar reconocimientos extrajudiciales de crédito, que es lo que básicamente se hace en la misma.