Un informe insta al Equipo de Gobierno a dar la vuelta al proceso para aprobar el Reglamento de Participación

Imagina Burgos

El informe del Secretario General sobre el Reglamento de Participación Ciudadana es demoledor. Y es que, de entrada, según señala el documento, no se ha seguido el procedimiento legalmente establecido en la ley para su aprobación.

Y es que, se ha empezado la aprobación del mismo alrevés, desde la Comisión de Participación Ciudadana, cuando el Secretario ya explica que la aprobación de un nuevo Reglamento está definido en la Ley Reguladora de Bases del Régimen Local.

Quien debe primero aprobar el proyecto es la Junta de Gobierno, para que después sea la propia Comisión de Participación la que lo dictamine y pase al Pleno municipal donde se apruebe de forma inicial.
A partir de ahí, 30 días de exposición pública, resolución de las alegaciones que se presenten y aprobación definitiva en Pleno hasta su entrada en vigor.

El propio informe del Secretario también analiza el texto que se incluye en el citado Reglamento y en el que, en alguna ocasión se habla hasta de «ordenanza». Tal es así que se insta a modificar este término.

Además, entre las conclusiones, marca como «deseable» que se elimine las regulaciones referidas al Consejo Social, a la Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones y los Distritos, por contar, estas instituciones, con Reglamentos Propios.

Precisamente, sobre esta cuestión se ha vuelto a quejar este jueves el concejal de Vox, Fernando Martínez-Acitores, como una muestra más de las duplicidades en materia de participación en el Ayuntamiento de Burgos.