Un año para conocer la efectividad de la Ordenanza de Movilidad

carril bici, gente andando bici_opt

Un año es el plazo que se ha marcado el Grupo Municipal de Ciudadanos para conocer la efectividad de la nueva Ordenanza de Movilidad de la capital burgalesa.

Así lo ha indicado este viernes su portavoz, Vicente Marañón, quien ha considerado que ese es el plazo necesario para determinar si existen problemas con su aplicación.

Las declaraciones de Marañón se producen después de que la portavoz del equipo de Gobierno local, la socialista Nuria Barrio, asegurase que el equipo de Gobierno local se plantearía determinadas rectificaciones a medio plazo si se veía que la aplicación de algunos aspectos de la norma no lograban los objetivos fijados.

De medio plazo nada de nada, según Vicente Marañón, quien ha recordado que el equipo de Gobierno no tiene capacidad por sí solo de llegar a tal extremo.

Marañón ha insistido en que la aplicación de la nueva Ordenanza era algo «inaplazable» tras años «de uno para otro lado» en el campo de la movilidad.

El caos que se ha generado en la ciudad y las protestas de diferentes colectivos responden, a juicio del portavoz de Cs, a que la ciudad no está «habituada» al nuevo texto normativo, por lo que un año sería al menos necesario, para comprobar su efectividad real.