Última actualización del estado de las carreteras

Cuatro tramos de vías burgalesas presentan el nivel de servicio negro que las hace intransitables.

Espinosa de los Monteros
Espinosa de los Monteros

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha actualizado el estado de las carreteras afectadas por la borrasca Filomena, en la última publicación de las 11:00 horas.

A través de la red social Twitter, la DGT ha publicado las principales vías perjudicadas. Se trata en nivel amarillo, de la A-1 a la altura de Burgos, impidiendo el paso a camiones y articulados; y en nivel verde transitables con precaución la A-231 en Sadamón y la A-62 en Burgos.

Por otro lado, cuatro tramos de vías burgalesas presentan el nivel de servicio negro que las hace intransitables. La BU-556 del kilómetro 3 al 7,7 en el Puerto de Orduña; la BU-570 del kilómetro 14 al 17,1 en Estacas de Trueba; la BU-571 del kilómetro 3 al 7,3 en Portillo de la Sía y la BU-572 del kilómetro 6,3 al 8, en Portillo de Lunada; todas en ambos sentidos.

A mayores cinco segmentos están en nivel de servicio rojo, que obliga a extremar la precaución y el uso de cadenas o neumáticos de invierno y prohíbe la circulación de camiones, articulados y autobuses. La A-1 del kilómetro 185 al 140 a la altura de la capital; la A-11 del kilómetro 105,4 al 119 en Fresnillo de Dueñas; la BU-572 del kilómetro 0 al 6,3 en Portillo de Lunada; la N-122 del kilómetro 247 al 296,5, en Vid y Barrios y la N-234, del kilómetro 435 al 409, en Sarracín.

La actualización de las áreas de embolsamiento de las 12:00 horas manifiesta un nivel de ocupación del 50% en A-1, N-1 y AP-1, a la altura de las localidades de Lerma, Miranda de Ebro y Rubena, respectivamente. En el a´rea que abarca Lerma la estimación de vehículos es de 180 y el de Miranda de Ebro 130.