Transparencia: La diferencia entre la Junta y Daniel de la Rosa «el transparente»

Fotograma-de-una-Comisión-de-Investigación-de-la-Junta

El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Burgos utiliza con frecuencia la palabra «transparencia». Puede incluso que se lleguen a creen transparentes. No en vano, el alcalde Daniel de la Rosa llegó a decir en el Pleno Ordinario de Septiembre que él «era más transparente que todos ustedes juntos».

Lo que ocurre con la política es que se fundamenta solo en palabras y no en hecho. Los políticos, a menudo, piensan que son algo solo con decirlo. La muestra que queremos tomar hoy aquí viene a contrastar la transparencia entre dos administraciones, aunque esto, dicho así, sería injusto.

Sería injusto decir que el Ayuntamiento de Burgos no hace públicas las vídeo actas de la Comisión de Investigación de Aguas de Burgos, porque no es así. Quien no ha hecho públicas las vídeo actas ha sido el Equipo de Gobierno, amparándose en el Reglamento Orgánico de Funcionamiento del propio Ayuntamiento que, no especifica la obligatoriedad de emitir y/o publicar las comisiones en vídeo.

En la pasada legislatura, tuvo lugar también otra comisión, la de las famosas dietas de Fernando Gómez que, a igual que esta, fue instigada por Michel Méndez Pozo. En aquel momento, con el Partido Popular en el Gobierno, la comisión fue emitida en directo, si bien, ni en la web municipal ni en el canal de Youtube del Ayuntamiento puede encontrarse.

Lo que pasa en la casa de todos los burgaleses es que este ejercicio de transparencia parece quedar al arbitrio del gobierno de turno y así nos va.

Sin embargo, echemos un rápido vistazo por la página web de las Cortes de Castilla y León. Ni si quiera hay que acudir al área de transparencia (que existe y de forma destacada) de la web para hacerse con las vídeo actas de las comisiones. Podemos encontrar la comisión de investigación sobre el carbón, sobre los parques eólicos, sobre la financiación de los medios de comunicación…

Esto puede parecer un ejercicio de transparencia pero no lo es. Es lo mínimo que se le puede pedir a una administración pública, que sus jefes, los ciudadanos, puedan saber en todo momento qué se cuece en el seno de su empresa, la administración, por parte de sus trabajadores, los políticos.

Mostrar las comisiones no es ser transparente, ocultarlas es ser opaco.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS