Taxis y autobuses. El trabajo pendiente del Ayuntamiento para mejorar el transporte público

TAXI-MARZO-2017

El Ayuntamiento de Burgos dará luz verde al Nuevo Reglamento de Taxis de la Ciudad este próximo viernes. Una aprobación cuya actualización arrancó a finales del mandato pasado tras varias décadas sin modificarse.

La polémica del nuevo reglamento se instala en la ampliación del número de licencias de las actuales 186 hasta las 204. Es el propio sector del taxi quien no quiere oir hablar de que haya más licencias por la ciudad.

Sin embargo, lo que está claro es que el Ayuntamiento necesita trabajar en una coordinación y gestión mayor de todo el transporte público de la ciudad, no solo del taxi, si quiere afrontar las necesidades reales de la ciudad.

Porque es innegable que a determinadas horas del día (o más bien de la noche), falta servicio. Las madrugadas de sábados y domingos son un buen ejemplo de ello, con muchas personas haciendo colas en paradas como las de la avenida del Cid, la calle Vitoria y la plaza del Cid, entre otras.

Parece absolutamente imposible evitar estas colas, porque es imposible que haya taxis suficientes para absorver el servicio. Pero el Ayuntamiento sí puede tener en cuenta las realidades de su ciudad para dotarla de servicios.

Las horas puntas de esas madrugadas vienen coincidiendo con los horarios de cierre de los bares. Así, se podría generar un servicio de BuhoBús que absorviera buena parte de esa demanda.

En la misma línea, el «cabreo» de la alcaldesa con los taxis en la estación de trenes, tendría mejor solución si hubiera un autobús coincidiendo con las llegadas de los trenes.

En cualquier caso, mejorar el transporte público en Burgos no pasa únicamente por abrir la puerta a más licencias de taxi, sino por coordinar un mejor servicio de todo el transporte público.

OTRAS NOTICIAS