Suárez-Quiñones: La sentencia sobre RTVCYL no iba con ellos, así que no la cumplen pero la pagan

El Consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones es un auténtico crak a la hora de retorcer argumentos hasta lo absurdo.

Hemos explicado y desmontado ya, tantas veces, la verdad oficial de la lluvia de millones que la Junta de Castilla y León entrega a Michel Méndez Pozo y José Luis Ulibarri, que los consejeros han empezado a justicarse ya con argumentos absulutamente peregrinos.

Él último lo ha soltado el propio Suárez-Quiñones que, para más datos, es jurista. Según el consejero, como la Junta no era parte en el juicio no tiene que cumplir ninguna sentencia. Acto seguido ha explicado que ellos han pagado el IVA que señalaba la sentencia. ¿Pero cómo es esto posible? No es parte, no la cumple y paga el IVA que Hacienda le reclama a un tercero, en este caso RadioTelevisión Castilla y León. Repetimos que este señor es juez.

Es cierto que el proceso judicial era entre dos partes, Hacienda y la tele de Méndez Pozo y Ulibarri. Hacienda exigía a RTVCYL que pagase el IVA correspondiente por el contrato que tenía con la Junta y del que el erario público no había visto un euro desde 2009. La sentencia se dictó en 2018 y señaló que la actividad que se estaba llevando a cabo era una prestación de servicios de RTVCYL a la Junta, por la que la administración regional abonaba una cantidad de dinero. Fue acatada por ambas partes.

En este punto ¿vincula la sentencia a la Junta? Evidentemente sí, porque si la Audiencia Nacional establece que la relación entre Junta y RTVCYL es de contrato de servicios, inmediatamente ha de sacarse a concurso público por el volumen de dinero del contrato. Lo que no decía la sentencia por ningún lado es que la Junta tuviera que pagar ningún IVA, porque a quien se lo reclaman es a un tercero.

Lo lógico hubiera sido que RTCYL abonase lo que nos debía a todos los españoles y luego lo reclamasen a la Junta de Castilla y León. Pero ya saben ustedes, entre amigos no hace falta pedir las cosas.

En fin, a la vergüenza sobre la actuación de la Junta se suma la bochornosa respuesta del Consejero de Fomento, que encima se permite hacer bromas sobre la pregunta realizada por este medio. Qué triste que un juez se tome la justicia a broma.