Sorprendidas 14 personas reunidas en un local saltándose el toque de queda

En el local hostelero se incumplía el horario de cierre, el uso de la mascarilla y la distancia social mínima

Fraude alimentario en Burgos

La Guardia Civil ha identificado a catorce personas con edades comprendidas entre los 23 y 55 años por saltarse el toque de queda y el cierre perimetral de Castilla y León, entre otras infracciones. Los hechos, que se han conocido este miércoles, ocurrieron a primera hora de la madrugada del pasado domingo 21 de marzo, cuando la Guardia Civil tenía conocimiento de que en un local hostelero de Las Merindades se incumplía el horario de cierre.

La inspección llevada a cabo permitió verificar la presencia de trece personas ajenas al pub -además del propio dueño- que se encontraban consumiendo alcohol, todas sin mascarilla y sin respetar la distancia social mínima, en claro incumplimiento a la normativa impuesta por las autoridades sanitarias para combatir el COVID-19. Además se observó que varios clientes permanecían fumando dentro y que todos infringían el toque de queda; también se incumplía el horario de cierre del negocio, como se hizo saber al encargado del local. Dos de los allí presentes facilitaron datos falsos o inexactos a los agentes para dificultar su identificación, además seis se habían saltado el cierre perimetral autonómico.

Finalmente se formularon un total de 43 denuncias por incumplir la normativa dictada por las autoridades sanitarias, así como la reguladora de los desplazamientos y su justificación, movilidad nocturna y aforos. Las infracciones detectadas contemplan sanciones, que en su grado máximo pueden suponer 3.000 euros de multa.