Siguen sin saber si lo que está mal en la Plaza Santiago es el Proyecto o la manera en la que se han hecho las obras

Cata Plaza Santiago (Agosto 2022)

El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Burgos está intentando cubrirse las espaldas después de pasar un año intentando escurrir el bulto.

Por ello, tiene en marcha dos procedimientos para lavarse las manos en lo que a responsabilidad se refiere:

Por un lado, está solicitando la ejecución de la garantía que tiene la obra, porque vistas las grietas y los problemas existentes, es evidente que la finalización no cumple con lo prometido. EN este sentido, quieren que la obra se ejecute según el proyecto pero ¿qué proyecto? Y es que no se puede olvidar que el proyecto decía una cosa pero, tras una reunión entre el alcalde, el vicealcalde y los vecinos, el primer edil decidió que se actuase en una zona inicialmente no contemplada en el proyecto, cuestión esta que se hizo sin modificación alguna.

Por otro, han aprobado, este jueves, el inicio del expediente de lesividad para deshacer la recepción de la obra, hace ahora un año. Este paso supone, en esencia, que el Equipo de Gobierno, y en concreto el concejal de Urbanismo Daniel Garabito, se arrepienten de haber firmado la recepción de la obra y lo anulan para exigir a la empresa que, antes de entregarla, la acabe correctamente.

El problema existente es que aún no se sabe si el problema estaba en el proyecto de la obra, que no se ajustaba a las necesidades o, por el contrario, el problema estaba bien y la obra se hizo mal. Claro que también podrían ser las dos cosas.

OTRAS NOTICIAS