Sentadas en el banquillo tres vecinas de Burgos por un delito de odio antigitano

juzgados-Burgos-exteriores-2

El Juzgado de lo Penal número 2 de Burgos ha iniciado el juicio contra 3 vecinas de una comunidad de propietarios, acusadas de un delito de coacciones con la circunstancia agravante del odio antigitano.

La Fundación Secretariado Gitano se ha hecho eco de este juicio, en e que el acoso denunciado incluye una serie de insultos verbales que proferían a la familia, tales como «gitanos de mierda» o «hijos de puta».

Además, las acusadas remitieron a sus vecinos de etnia gitana una carta en la que se dirigían a ellos como «salvajes» y generaron un clima hostil de todo el vecindario contra la familia, llegando a publicar un cartel en el portal en el que hacían un llamamiento a los vecinos para que fueran a su casa a comprobar los ruidos.

Además, una de las acusadas publicó en redes sociales mensajes en los que se quejaba de la llegada de “familias numerosas problemáticas de etnia gitana”, generándose a raíz de esta publicación mensajes de odio antigitano por parte de otros usuarios.

Secretariado Gitano quiere dejar claro que las acusadas son las únicas vecinas que se quejaron de supuestos comportamientos incívicos por parte de la familia gitana y que los policías desplazados hasta el inmueble para contrastar las denuncias de éstas, se tuvieron que marchar sin haber podido constatar que la familia acosada estuviese cometiendo infracción alguna.

OTRAS NOTICIAS