Semana de la Movilidad: el movimiento se demuestra Andando Burgos

La asociación Andando Burgos ha empezado la Semana Europea de la Movilidad llevando a la calle iniciativas de visibilización de algunos de los problemas a los que se enfrentan los peatones, al tiempo que ha querido reflejar acciones de concienciación. De momento, al Ayuntamiento de Burgos ni está ni se le espera.

Así, este mismo viernes, Andando Burgos ha puesto en marcha su iniciativa «30 es 30», invitando a concienciar a conductores de que la limitación a 30 kilómetros por hora en la mayoría de las calles de la ciudad no está pensada para circular a 35 kilómetros ni a treinta y pocos… sino a 30.

De hecho, tirando de ingenio, han inventado un «radar» con un secador de pelo que, a buen seguro, ha servido más de elemento de disuasión para que algunos levantasen el pie del acelerador, que los Policías Locales escondidos tras contenedores con un radar de los de verdad.

Fotografía: Andando Burgos

No es la única inciativa que la asociación ha puesto en marcha este viernes. Cartel en mano a escala real, han demostrado la distancia real de las aceras en la practica. Y es que eso de que una acera tiene 1,8 metros de ancho como mínimo, puede que sea cierto si uno mide ésta de lado a lado, pero una vez empiezan a aparcar vehículos, a instalarse farolas, papeleras y demás mobiliarios, ese 1,8 metros se queda en poco más de 1. Basta un cartel y un paseo por algunas calles de Burgos para sacar los colores a los responsables políticos.

OTRAS NOTICIAS