Sedano hace, otra vez, de político en lugar de salir en defensa de los policías locales

Mientras Policía Nacional y Guardia Civil reclaman órdenes precisas a los políticos, Sedano admite tenerlo todo claro e ir "todos a una"

El intendente de la Policía Local, Fernando Sedano, ha preferido ser político antes que policía, a la hora de pronunciarse sobre la atípica situación que vive Castilla y León con la imposición de la Junta de Castilla y León de un decreto que contradice el Decreto del Estado de Alarma.

Mientras los principales sindicatos de la Policía Nacional y la Guardia Civil reclaman a las administraciones públicas órdenes precisas, la Policía Local parece tenerlo todo claro. Esto es lo que ha explicado este miércoles el propio Sedano, quien además a tirado de eslogan político para decir que están «todos a una». ¿Qué todos? Alude, además, a «unas declaraciones» de la Concejal, no sabemos donde, como justificación al trabajo de la Policía Local.

La realidad no tiene nada que ver con lo que ha explicado el responsable de los municipales, y es que a la inseguridad jurídica que supone un decreto recurrido por el propio gobierno, se suman situaciones sobre las que nadie tiene una postura clara.

La Junta de Castilla y León, permite que haya establecimientos comerciales y hosteleros abiertos más allá de las ocho de la tarde, así que los agentes se encuentran con ciudadanos que «legalmente» pueden comprar pero no salir de casa.

El intendente de la Policía Local ha perdido una maravillosa ocasión, este miércoles, para salir en defensa de sus agentes, esos que están en la vía pública lidiando con el día a día, para exigir a las administraciones públicas lo mismo que sus compañeros Nacionales o Guardias Civiles. Pero ha optado por agachar las orejas ante los políticos.

Además de triste, es peligroso. No olvidemos que quienes nos mandan llevan casi un año vulnerando derechos fundamental y utilizando a cuerpos armados para hacerlo cumplir. Una situación que se agrava cuando esto se produce ante normas de dudosísima legalidad.