Se aprueba de forma inicial el presupuesto de la Diputación para 2020

La Diputación de Burgos ha aprobado de manera inicial el presupuesto provincial para el año 2020, con un importe total de 115,7 millones de euros que incrementa en un 8,23% las cuentas con respecto al año anterior. El presupuesto ha salido adelante con los votos a favor del Partido Popular, Ciudadanos y Vox, y con el rechazo del Partido Socialista, que no está de acuerdo ni en el fondo ni en la forma de estas cuentas.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Ángel Guerra, ha explicado que un año más la principal partida irá destinada a gastos de personal, con 39,8 millones de euros, 1,2 millones más que este año. Por su parte se emplearán 32,8 millones de euros para satisfacer las necesidades en el ámbito de lo social.

Pero la partida que ha generado mayor polémica es la de planes provinciales. La Institución destinará 19 millones de euros, tres millones más que este año, a los municipios y cinco millones, uno más que en 2019, a las entidades locales menores. Sin embargo en el año 2020 solo se ejecutará el 70% de esta cuantía, y el resto se presupuestará con cargo a 2021.

El portavoz del Grupo Provincial Socialista, David Jurado, ha defendido su postura en contra de este borrador inicial señalando que no es un buen presupuesto porque no genera dinamismo económico ni lucha contra el reto demográfico, y que no incluye ninguna inversión nueva por la ausencia de política en el equipo de Gobierno.

Sobre el incremento del presupuesto en un 8%, Jurado ha recordado que los ingresos corrientes se mantiene similares a años anteriores con 101 millones de euros, y este incremento se sustenta en un préstamo de 14 millones de euros.

El portavoz del PSOE ha afeado además que vendan una previsión de 24 millones de euros en Planes Provinciales, cuando solo se va a ejecutar el 70% de los mismos en 2020, es decir 19 millones de euros.

Por su parte el portavoz del PP en la Diputación, Borja Suárez, ha señalado que este proyecto inicial de presupuestos se sustenta en una economía saneada pero en la «prudencia» para establecer nuevos gastos e inversiones. Sobre los planes provinciales ha destacado que el incremento del 20% es una realidad, cambiando el planteamiento de financiación, en el que ahora los ayuntamientos serán los que decidan en qué gastar la subvención.

Así ha señalado que las críticas del PSOE son «vagas y abstractas», y ha invitado a la formación socialista a que «construyan y aporten a los presupuestos», y planteen mejoras a este borrador en el plazo de un mes para presentar alegaciones hasta su aprobación definitiva, criticando que no lo hayan hecho antes de llevar este borrador al Pleno. La realidad es que el PSOE no ha podido presentar sus enmiendas porque solo se dio un día hábil de margen antes de poder debatirlo en la Comisión de Hacienda.

Muy criticado ha sido también el gasto en competencias impropias de la Diputación, es decir, las residencias de ancianos y personas asistidas, y que genera un gasto superior a los 20 millones de euros. Vox y PSOE han pedido que se inste a la Junta a asumir estas competencias, para que financie esta partida, mientras PP y Ciudadanos han defendido la buena gestión que realiza la Diputación en esta materia.

Tras la aprobación inicial de las cuentas, con 14 votos a favor y 11 en contra del PSOE, se abre un plazo de un mes para la información pública del presupuesto, en el que la ciudadanía y el resto de partidos podrán presentar alegaciones. Previsiblemente las cuentas provinciales se aprobarán de forma definitiva a principios del mes de enero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here