Sanidad invertirá 1.467 euros por habitante en 2017

Hospital Universitario Burgos

El proyecto de presupuestos de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León para el año 2017 asciende a 3.477.222.563 euros, lo que supone un incremento del 5,37 % respecto al de 2016. Así, la sanidad pública dispondrá del 43,4 % de los créditos disponibles por todas las consejerías de la Junta y destinará 1.467 euros por tarjeta sanitaria, lo que supone un máximo histórico en la cuantía por habitante, que supone casi un 6 % más que en 2016 y un 3,4 % más que el anterior máximo histórico –registrado en 2010, con un presupuesto por habitante de 1.419 euros-.Queda patente, dicen desde la Consejería, que una vez más la Junta de Castilla y León apuesta, también en el actual escenario de mejora económica y recuperación del empleo, por los servicios públicos esenciales de calidad. En esta ocasión, el Gobierno autonómico destina a las consejerías sociales el 87 % de los recursos autónomos no financieros –el 80 % del total del gasto no financiero de las consejerías-, con un incremento de 302 millones de euros para las tres consejerías sociales.En el marco general, el presupuesto de ingresos se nutre en un 95 % de los recursos de la Junta, así como de ingresos propios: el fondo de Asistencia Sanitaria será de 90.257.019 euros; el fondo de Compensación Interterritorial se queda en 7.779.540 euros; la transferencia de la Seguridad Social para el control de los procesos de la incapacidad temporal se estima en 13 millones; los ingresos de carácter finalista superan ligeramente los tres millones, y finalmente se prevé obtener 42.070.700 euros procedentes de la facturación a usuarios obligados al pago por la prestación de servicios sanitarios y asistenciales en aplicación del decreto de precios públicos y de los convenios con las enti9dades aseguradoras.

En cuanto a los gastos, el presupuesto de la Consejería de Sanidad se distribuye desde el triple enfoque de los criterios de clasificación de la estructura presupuestaria: orgánico (quién gasta), económico (cómo se gasta) y funcional (en qué se gasta).

Clasificación Orgánica

El presupuesto para 2017 que gestionará la Consejería de Sanidad se distribuye en dos grandes bloques: el primero, correspondiente a la Administración General –Secretaría General y Dirección General de Salud Pública- se ha dotado con 91.098.991 euros; el segundo, correspondiente a la Administración Institucional –Organismo Autónomo Gerencia Regional de Salud- contará con 3.38.123.572 euros.

Clasificación Económica

La clasificación económica se hará de acuerdo a los capítulos presupuestarios. El 52,1 % de todo el presupuesto -1.810 millones- corresponden al Capítulo I, destinados a la retribución de los profesionales de la sanidad pública, una partida que se ve incrementada en el 2,4 % -42 millones más- y que permitirá aumentar las retribuciones, ampliar el nivel de dotación y sustitución de los dispositivos asistenciales. Hay que recordar que los profesionales sanitarios representan el 43 % de todos los empleados de la Junta de Castilla y León y el 50 % del gasto de personal de toda la Administración autonómica. Y que Castilla y León es la Comunidad que mayor proporción de su gasto sanitario destina a retribuir a sus profesionales.

Capítulo I: gastos de personal

Las medidas más relevantes previstas en el Capítulo I, dotado, como hemos dicho, con 1.810 millones de euros, están relacionadas con el reconocimiento y promoción de los profesionales. Así, se seguirá con la recuperación de las condiciones laborales y retributivas, y al igual que se hizo en 2016, experimentarán una subida salarial del 1 %; también se mantendrá tasa de reposición en un 100 %, lo que supondrá un importante refuerzo para las plantillas. Además, en 2017 se están recuperando ya los días de antigüedad generados en 2015 que estaban pendientes de recuperación, y se proseguirá con el desarrollo de medidas de conciliación de la vida personal, familiar y laboral sobre flexibilidad en el disfrute de vacaciones y algunos supuestos de permiso sin sueldo.