San Juan de Dios deja en manos de Herrera el cese de actividad de su hospital de Burgos

La orden religiosa de San Juan de Dios ha dejado en manos del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, el cese de actividad con el Sacyl, anunciado para el 31 de diciembre, al considerar que «sólo él» puede desbloquear la situación actual. El director de centros de la Institución religiosa, Francisco Muñoz, ha asegurado que las condiciones del convenio vigente con el Gobierno autonómico no cubren el 63 por ciento del coste del hospital burgalés en la atención a los pacientes derivados del Sacyl y ha asegurado que el centro ha registro pérdidas que alcanzan los 9 millones de euros, en los últimos cuatro años, a los que habrá que sumar otros 2 millones de euros del actual ejercicio. Ante esta situación, ha destacado la insostenibilidad del hospital, que además ha padecido una drástica reducción de las camas reservadas por el Sacyl, que han pasado de 140 a 50. Francisco Muñoz ha insistido en que el Hospital San Juan de Dios de Burgos es un recurso sanitario de «gran complejidad» médica al que la Consejería de Sanidad destina 100 euros por paciente y día, de acuerdo al convenio denunciado. Al respecto, ha asegurado que este servicio en una residencia es de 131 euros, lo que confirma que la sostenibilidad del hospital no es un problema de gestión. Francisco Muñoz se ha mostrado partidario de un diálogo abierto y eficaz con la Junta, que permita recuperar los acuerdos alcanzados a nivel interno con anterioridad al 19 de noviembre. En este sentido, se ha mostrado a favor de la convocatoria de un concurso público de atención a los pacientes cuyo pago se relacione con su diagnóstico. Para la orden, éste sería el «último cartucho» para garantizar la sostenibilidad del hospital.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here