ARCHIVADO EN

SACYL participa en una app para diagnosticar el ICTUS Isquémico

Interior de una ambulancia

Equipos de profesionales de Emergencias de Sacyl están participando en un estudio clinico denominado BIOSHIP-training, que tiene como objetivo la validación de una app destianda al diagnóstico rápido, en la misma ambulancia de un ICTUS Isquémico, en el que se obstruye un vaso sanguíeno con un coágulo, gracias a la cuantificación en sangre de biomarcadores y otra información clínica.

Esto permitiría realizar un examen rápido durante el traslado desde la ambulancia a centros hospitalarios, con efectos directos en el proceso terapéutico y la evolución de los pacientes.

Actualmente, para distinguir entre un ICTUS isquémico y uno hemorrágico, se requieren técnicas de neuroimagen (TAC craneal), lo que hace imposible identificar a un paciente con ICTUS isquémico por oclusión de un gran vaso a nivel prehospitalario. Las terapias de reperfusión de la arteria ocluida son el único tratamiento eficaz para estos pacientes, siendo su efectividad dependiente del tiempo.

Con el reclutamiento nacional cerrado el 31 de enero, con 382 pacientes, es relevante destacar el papel colaborador de los equipos de Sacyl, que fueron unos de los mayores reclutadores a nivel nacional, con 66 pacientes. El esfuerzo y compromiso de todos los profesionales sanitarios de emergencias y hospitales involucrados han sido fundamentales, según los promotores del estudio, para obtener suficientes datos que facilitarán la realización de terapias de reperfusión más tempranas y, por ende, mejorarán el pronóstico de los pacientes afectados por este tipo de ictus.

BIOSHIP-training es un estudio clínico a nivel nacional cuyos resultados definitivos se conocerán en junio. Incluye seis comunidades (Castilla y León, Andalucía, Castilla-La Mancha, Aragón, La Rioja y Comunidad Valenciana) y está coordinado desde el Hospital Universitario Virgen Macarena (Sevilla) por la doctora Ana Barragán y el doctor Joan Montaner.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS