Remontada épica del San Pablo al Unicaja

El San Pablo Burgos se medirá al Barcelona en su próximo partido de Liga Endesa, el próximo 4 de abril, desde las 18:30 horas.

 acb Photo/M. Pozo.
acb Photo/M. Pozo.

El Hereda San Pablo Burgos ha tirado de épica para remontar un partido que tuvo muy cuesta arriba, frente al Unicaja en Martín Carpena de Málaga (93-101). El cuadro de Joan Peñarroya se fue doce puntos abajo en una primera parte marcada por la efectividad de los triples malagueños. No obstante, los burgaleses supieron aguantar la presión defensiva y cosechar la decimoséptima victoria de la temporada de Liga Endesa.

Comenzaba con un marcador igualado el partido (8-8). Jasiel Rivero y Alex Renfroe se echaban a sus espaldas al conjunto burgalés, y mantenían el electrónico equilibrado (13-13). Un gran Darío Brizuela y Alberto Díaz lideraban los ataques de los de Fotis Katsikaris (23-18). Se aferraban a su ventaja los locales, que firmaban un acierto perfecto desde el tiro exterior (28-22). El recuperado Vitor Benite anotaba para los visitantes antes de que Francis Alonso cerrara el primer cuarto en Málaga (30-24).

Se distanciaban en el luminoso aún más los malagueños, con Gal Mekel y Adan Waczynski. Por su parte los castellanos necesitaban despertar para seguir teniendo opciones de llevarse la victoria. Renfroe y Sakho mantenían en la lucha a los visitantes (47- 41). Sin embargo, el acierto exterior de Unicaja, con diez triples en la primera mitad, marcaba todas las diferencias. Primero, con Tim Abromaitis y, después, con Brizuela, los locales comandaban con claridad el encuentro al descanso (57-45).

Volvían con las fuerzas y las ganas renovadas el San Pablo, con un 0-7 de parcial (57-52). Sólidos en defensa y mordiendo en ataque, reducían paulatinamente su renta con una buena aportación de Max Salash (60-56). Al final del cuarto Unicaja se procuraba nuevas opciones, en el que volvía a tomar seis de ventaja (76-70).

La fuerza mental de los burgaleses para afrontar el cuarto final fue crucial para conquistar un 0-10, con McFadden y Rivero liderando. El gran trabajo del San Pablo hizo que llegasen a distanciarse hasta en nueve puntos, tras estar por detrás todo el partido. Pese a las canastas finales de Brizuela y de Fernández para Unicaja, fue el Hereda San Pablo Burgos quien sumó la victoria al cierre del partido en Málaga (93-101).

El San Pablo Burgos se medirá al Barcelona en su próximo partido de Liga Endesa, el próximo 4 de abril, desde las 18:30 horas.