Proyecto piloto para la «carga y descarga» de los hijos en los colegios

Arrancará en los colegios Jesús María y La Salle y después se extenderá a más

El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Burgos parece decidido a resolver un problema que se vive en la ciudad desde hace décadas: las dobles filas y los problemas de seguridad vial que generan los padres al acercar en coche a sus hijos a los colegios.

Por ello, el concejal de Ciudadanos, Julio Rodríguez Vigil ha anunciado un proyecto piloto, que se pondrá en marcha en las próximas semanas, por el que se reservarán plazas de aparcamientos para los padres, en detrimento de los vecinos del entorno.

El planteamiento es el siguiente, el Ayuntamiento de Burgos reservará una serie de plazas de aparcamiento, 15 minutos antes y 15 minutos después de los horarios de entrada y salida de dos colegios. Los padres que lo deseen tienen que solicitar reserva en dichas plazas.

Así, de entrada, se han escogido los colegios Jesús María y La Salle, reservando dos calles en su entorno.

En el caso del Jesús María, los horarios de «carga y descarga» de los alumnos serán de 8.45 a 9.15 y de 13.45 a 14.15 y en cuanto a La Salle de 9.15 a 9.45 y de 12.45 a 13.15.

Durante ese tiempo, estas calles tendrán restringido el estacionamiento habitual, tanto si es zona azul como si no lo es.

Rodríguez Vigil asume que este nuevo sistema generará algún problema y flecos sueltos que habrá que ir limando, por lo que confía en que el proyecto piloto sirva para dar una solución definitiva.