Protestas en el Pleno de Diputación por el cierre de la residencia de San Agustín

Protestas Pleno Diputación (Noviembre 2023)

El cierre de la residencia de San Agustín ha protagonizado, este viernes, parte de las protestas en el seno del Pleno de la Diputación.

Los carteles de «SE VENDE RESIDENCIA DE SAN AGUSTÍN» han acompañado al presidente de la institución provincial Borja Suárez y al resto de los diputados en el arranque de la sesión plenaria, portados por una parte de los trabajadores.

No ha sido la única referencia directa al responsable de Personal de la Diputación, Ramiro Ináñez, al que en otra de las pancartas le reprochaban el «mucho lirili y poco lerele». Hacia él iban dirigidas otras tantas en las que se reclamaba «STOP AGRESIONES» a los empleados de las residencias. No es nueva la reivindicación sobre la situación que atraviesan algunos trabajadores. Al respecto de dicha situación, otra de las pancartas se preguntaba «BORJA, ¿QUÉ PINTAS? ¿LA MONA?».

El Sindicato Obrero Independiente (SOI) ha liderado estas movilizaciones, volviendo a instar al gobierno de Suárez a tomar cartas en el asunto ante un problema que afecta al normal desarrollo del trabajo en las residencias de la Diputación Provincial.

Desde el sindicato, asumen un aumento de las agresiones a los trabajadores de las residencias y a otros enfermos, desde la entrada en vigor, a primeros de este año, de la denominada norma «libera care», que regula los sistemas de sujección de los pacientes, tanto físicos como farmacológicos.

Denuncian un aumento de agresiones «exponencialmente supeirores a periodos anteriores», como arañazos, puñetazos, golpes, rotura de costillas, lesiones internas en ojos o en columna vertebral, empujones (algunos con caídas y pérdidas de conocimiento), tortazos, orejas rasgadas o similares…

A esto se suma la falta de un reglamento interno, denuncian, que proteja al trabajador, lo que «arrastra a trabaajr en un territorio hostil».

En tanto no se resuelva esta situación, piden un plus de peligrosidad y penosidad del 20% del salario base, esto es 130 euros al mes, para lo que instan a Suárez a incluir partida para este fin en el Presupuesto de 2024.

Hace justo un año, el SOI recordaba que el gasto en bajas podría elevarse hasta los 450.000 euros, derivados de situaciones de estrés en los trabajadores de las cinco residencias de la Diputación Provincial y acusaban al gobierno, entonces del Partido Popular y de Ciudadanos, de falta de empatía en la gestión del personal de las residencias.

Pero el Equipo de Gobierno de Suárez se ha topado con otra reivindicación, en este caso por parte de la Asociación de Pueblos Olvidados de Burgos, que volvía a personarse en el salón de Plenos para reivindicar políticas contra la despoblación y el abandono que siguen sufriendo muchos pueblos de la provincia.

OTRAS NOTICIAS