Prevaricación o cómo definir lo que está haciendo Ignacio Peña al frente de área de licencias

Pleno Ayuntamiento Ignacio Peña (Enero 2024)

Tras la entrada en vigor de la nueva modificación de la Ordenanza de Terrazas, sigue quedando patente que el Ayuntamiento de Burgos está mirando para otro lado. El concejal de Licencias, Ignacio Peña, junto con sus compañeros de bancada, han insinuado que las terrazas de la ciudad podían estar colocadas porque, aunque no tuvieran autorización, se había modificado la ordenanza. Pues bien, esa modificación ha entrado en vigor este miércoles y, tal y como viene denunciando Canal 54, no aparece ni un solo argumento que acredite la instalación de terrazas sin autorización.

De hecho, la modificación de la ordenanza subraya lo que la Ley de Procedimiento Administrativo ya indica, que «la no resolución y notificiación en plazo tendrá un efecto desestimatorio». Solicitar no es igual a autorizar. No hace falta tener conocimientos administrativos para saber que el mero hecho de pedir autorización no implica que uno pueda ya colocar su instalación en el dominio público. Solo por este hecho, la pasividad del área de Licencias y la ausencia de inspecciones por parte de la Policía Local, también en manos de Ignacio Peña, ya suponen que se está incumplimendo la ordenanza a sabiendas.

Pero hay más. Dentro del conjunto de las terrazas de la ciudad, hay una serie de éstas instaladas sobre la calzada, ocupando plazas de aparcamientos. Éstas, siempre según la ordenanza en vigor, solo podrán instalarse en la época llamada «estacional», del 15 de mayo al 15 de septiembre. Así que, con la ordenanza en la mano y aun teniendo sus autorizaciones resueltas y en regla, no podrían estar instaladas.

Tampoco aquellas que la norma prevé que, de forma excepcional, pudieran estar instaladas todo el año sobre calzada, puesto que éstas requieren una serie de informes de otros áreas preceptivos para su instalación. Esto es evidente, lo sabe Ignacio Peña pero no actúa. En último lugar se encuentran aquellas terrazas adosadas a fachadas. Aquí la ordenanza puede decir lo que quiera, porque existe un reglamento ministerial, de rango superior, que prohibe que en todas las ciudades las terrazas se peguen a las fachadas. Lo que sí hace la ordenanza es abrir una vía de escape, permitiendo estas instalaciones siempre y cuando el Ayuntamiento de Burgos instale pavimento podotáctil alrededor. Pero, no se ha instalado nada.

Es decir, aún con la nueva modificación aun habiendo solicitado la instalación el Ayuntamiento no podría autorizar de forma alguna dichas terrazas. Pero ahí siguen, siendo plenamente consciente el concejal de Licencias, Ignacio Peña. La prevaricación es un delito que consiste en que una autoridad dicte, a sabiendas, una resolución que es injusta. Implica, además, que un funcionario o autoridad falte a sus deberes actuando injustamente, a sabiendas o por ignorancia inexcusable, para favorecer a alguien.

Pues bien, el concejal de Licencias, Ignacio Peña, no ignora la situación, entre otras cosas, porque es abogado en ejercicio desde el año 1998. Tampoco la ignoran los técnicos de licencias ni los agentes de Policía Local. Simplemente, faltan a sus deberes de inspección, comunicación de retirada o apertura de expediente en su caso, siendo plenamente conscientes de lo que dice la norma. Por ello, en Canal 54 nos preguntamos, ¿no es esto un delito de prevaricación?

OTRAS NOTICIAS