Premian la «señalización inteligente» para evitar accidentes de tráfico con animales salvajes de Castilla y León

La provincia cuenta con 6 de estos dspositivos

Señales Luminicas Fauna Salvaje Ibeas de Juarros (Diciembre 2022)


El proyecto de señalización inteligente para prevenir accidentes de tráfico con animales salvajes, impulsado por la Consejería de Movilidad y Transformación Digital de la Junta de Castilla y León en colaboración con el departamento de Biología Animal de la Universidad de Salamanca, ha sido distinguido en los XVI Premios Ponle Freno.

Esta iniciativa, implementada en diciembre de 2022, busca reducir los incidentes con fauna en las carreteras de la región mediante paneles que informan a los conductores sobre el riesgo de presencia de animales en tiempo real.

Este sistema preventivo, está presente en once tramos de especial concentración de accidentes con fauna de la Red Autonómica de Carreteras. Cubre cerca de 80 km. de la red viaria autonómica, la que cuenta con mayor extensión de todo el país con unos 11.500 km. La provincia de Burgos es la que cuenta con más sistemas de este tipo, en la: CL-117, CL-632, BU-542, BU-820, BU-904, BU-925, también estan presentes en Palencia (CL-615, CL-619), León (LE-125, LE-420) y Soria (SO-920).

Las señales se basan en investigaciones realizadas por el departamento de Biología Animal de la USAL. Diferentes estudios indican que los accidentes con fauna silvestre, que representan el 70% de los incidentes viales en la comunidad durante 2022 (12.500), no ocurren al azar, sino que están influenciados por factores como la fase lunar, la meteorología y la actividad cinegética.

Estas señales emiten alertas según el nivel de riesgo, determinado por algoritmos desarrollados por la USAL, indicando bajo riesgo (apagada), riesgo alto (ámbar) o riesgo muy alto (rojo).

Aunque se encuentra en fase de evaluación, los datos preliminares muestran una disminución en los incidentes en los tramos donde se ha implementado esta señalización, destacando su potencial para mejorar la seguridad vial mediante tecnología innovadora.

En 2023, la siniestralidad causada por animales en las carreteras de Burgos disminuyó significativamente, con 2.407 accidentes registrados, 540 menos que el año anterior. Este descenso se atribuye principalmente a la reducción de choques con corzos, que pasaron de 525 a causa de la infección del insecto Cephenemyia Stimulator en la población de corzos, afectando sus vías respiratorias. Además, los accidentes con jabalíes también descendieron de 614 a 586. El resto de incidentes con diferentes tipos de animales, tanto silvestres como domésticos, se mantuvieron en niveles similares al año anterior.

OTRAS NOTICIAS