PP y Vox evidencian sus discrepancias sobre la Zona de Bajas Emisiones

El Grupo Municipal de Vox no ve con buenos ojos el borrador que ha presentado el Equipo de Gobierno sobre la Zona de Bajas Emisiones.

El portavoz de Vox y vicealcalde de Burgos, Fernando Martínez-Acitores, ha explicado que, actualmente, la ordenanza presentada por su socio de gobierno «no cuenta con su visto bueno».

A juicio de Martínez-Acitores, el texto no cumple con lo acordado por Vox y el PP en el acuerdo de Gobierno. Y es que Vox pedía que la Zona de Bajas Emisiones, que es un imperativo legal de la Unión Europea, se reduzca a la mínima expresión.

Le llueven así críticas a los Populares por ambos frentes. A un lado, quienes lamentan que el nuevo borrador apenas recoja restricciones y el grueso de las delimitaciones afecten a zonas por las que no transitan vehículos. Al otro, el caso que defiende Vox, la nueva norma es muy restrictiva.

Vox no entiende la delimitación planteada por el Equipo de Gobierno, y consideran que podría ser aún menor. Además, el concejal de movilidad, José Antonio López, avanzó una cadencia de 6 meses desde la entrada en vigor de la nueva ordenanza para empezar a sancionar. Vox pide que esa cadencia sea de un año y no desde la entrada en vigor, sino desde la instalación de las cámaras de videovigilancia que deben controlar los accesos a esta zona.

OTRAS NOTICIAS