Podemos podría acudir al juzgado si De la Rosa no exige a los constructores que cumplan en Fuentecillas y Villímar

El Grupo Municipal de Podemos ha vuelto a exigir al Equipo de Gobierno que pida a las Uniones Temporales de Empresas encargadas del S7 y S8, en el Parque de los Ochos de Fuentecillas y el S4, frente a la estación Rosa Manzano, que cumplan los convenios firmados con el Ayuntamiento de Burgos.

La portavoz de Podemos, Marga Arroyo, recuerda que la UTE encargada del Parque de los Ochos se comprometió, por convenio, a realizar varias inversiones de urbanización en el entorno, junto con la implantación de una centra de recogida neumática. De hecho, en 2019 se actualizó el convenio para que la empresa pudiera ejecutar sus actuaciones en 3 anualidades. Pero no se ha hecho nada y Arroyo calcula que esta empresa debe cerca de un millón de euros en urbanizaciones y otro millón por la central neumática.

Algo similar ocurre con la urbanización del entorno de la estación de trenes, donde también falta por ejecutar esa central de recogida neumática, en esta ocasión con un importe de 2,7 millones de euros.

Por todo ello, Podemos va a volver a remitir un escrito al Equipo de Gobierno, el último, instando a estos a obligar a los constructores a cumplir con su obligación. Transcurrido un mes desde el escrito, si no han recibido respuesta o ésta no es satisfactoria, la portavoz de la formación morada, Marga Arroyo, ha anunciado que acudirán a los juzgados.

Se da la casualidad que, de una u otra forma, tal y como ha recordado Arroyo, en ambos casos está metido de por medio Míchel Méndez Pozo. Y es que, la Unión Temporal de Empresas de Fuentecillas la conforman COPSA, Hipólito García y MBG, este último el estudio de arquitectura de la hija del ínclito. En la zona de Villímar, actualmente la única empresa responsable es la constructora de cabecera del dueño de Diario de Burgos, Río Vena.

OTRAS NOTICIAS