Pillado poniendo trampas para cazar en el Valle de Tobalina

LAZO ACTIVO- GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha encontrado 4 lazos acerados, considerados como arte prohibida de caza, que se encontraron instalados en pasos querenciosos para la fauna silvestre y han investigado a G.C.S. de 46 años como presunto autor de este delito contra la fauna.

La investigación se remonta a diciembre de 2018, cuando el SEPRONA obtuvo información de que en un paraje del Valle de Tobalina se podrían estar llevando a cabo prácticas furtivas con la intención de atrapar la fauna salvaje de la comarca.

Los agentes que peinaron la zona localizaron 2 lazos sin tope realizados con alambre de acero, arte de caza no selectiva y por tanto prohibida ya que no discrimina la presa; estas artes prohibidas estaban colocadas estratégicamente en pasos utilizados habitualmente por los animales, en un terreno catalogado como vedado para la actividad cinegética. Sin embargo, las indagaciones realizadas entonces no arrojaron ningún resultado positivo en lo relativo a su titularidad.

No obstante se amplió la investigación y meses más tarde se localizaron evidencias de la colocación de otro lazo así como de la captura de algún animal al hallar restos de sangre y la vegetación aplastada; cerca se encontró el mástil de una lanza sin punta disimulado entre la vegetación.

El pasado mes de diciembre, como resultado del impulso dado a la investigación, se halló diverso material escondido entre la vegetación, concretamente una punta de lanza, un cuchillo y una cuerda, y de nuevo 2 lazos similares que fueron desactivados.

Fruto de la intensificación de las vigilancias a las que sometió el paraje en estas últimas semanas, se ha identificado y localizado a G.C.S. como la persona que colocó las artes prohibidas.

Los utensilios han sido decomisados, instruyendo diligencias que han sido entregadas en los Juzgados de Villarcayo.