Pérez Mateos no prescinde del boato ni durante la pandemia

Manuel Pérez Mateos (Enero 2020)

Manuel Pérez Mateos no está dispuesto a prescindir del boato de una investidura tras su reelección como rector de la Universidad de Burgos (UBU) pese a que la pandemia del Covid-19 y las restricciones impuestas por la autoridad sanitaria limiten al máximo las celebraciones y congregaciones de personas.

Así, el reelegido rector del campus burgalés celebrará su nueva investidura en un acto que se celebrará este miércoles, 20 de enero, en el Hospital del Rey.

Manuel Pérez Mateos no está dispuesto a que la crisis sanitaria le haga sombra y, además de girar invitaciones personales a las autoridades de rigor, ha convocado vía online a políticos, empresarios y representantes de la sociedad civil para que no pierdan detalle de su manido discurso.

Lo cierto es que la celebración del acto tendrá que estar bajo la lupa de las autoridades, ya que este momento existe la prohibición de reunión de más de 4 personas y los aforos están más que limitados para cualquier celebración.

La convocatoria de la investidura, que podría haberse hecho en privado, con algún representante de la comunidad educativa como testigo, solo viene a corroborar las ínfulas y las ganas de protagonismo de un rector cuyo proceso de elección, hay que recordar, se encuentra en vía judicial por las irregularidades apreciadas por uno de los candidatos al cargo.

Tal vez, Manuel Pérez Mateos debiera haberse pensado mejor su celebración y, siendo más consciente de la realidad del momento actual, haber evitado la pompa celebración.