Para qué sirve la red clientelar de la federación territorial de fútbol

Castilla y León Futbol

La red clientelar de la Federación de Castilla y León de Fútbol permite a su presidente, Marcelino Maté, utilizarla a su antojo para dirimir sus cuitas y animadversiones personales.
Es por todos conocida la animadversión, casi obsesión, de Maté contra el Real Burgos C.F. SAD. Un sentimiento que, quien fuera consejero de la Sociedad Anónima Deportiva, no oculta y aprovecha cualquier mínima situación para poner cuantas piedras pueda en el camino del equipo de todos los burgaleses.

Una de esas piedras se colocó hace unas pocas semanas, haciendo uso, precisamente, de esa red clientelar. La concejal de Deportes, Lorena de la Fuente, encargó un informe a la Federación Territorial, para conocer el estado de sus propias instalaciones. Esto, en sí mismo, es todo un despropósito. ¿Porqué alguien le pregunta a un tercero cómo están sus propias instalaciones? Se lo pregunta, además, a un tercero que percibe dinero por el uso de éstas, con lo que es parte interesada en decir que están bien, o de lo contrario vería afectados sus intereses económicos y deportivos. En cualquier caso, De la Fuente abre el melón solicitando el informe.

El documento, en el que se apoyaron también Ciudadanos e Imagina Burgos para votar en contra de que el Real Burgos CF SAD juegue en El Plantío, no tiene desperdicio.

De entrada, lo firma el delegado de la federación en Burgos, Roberto González Izquierdo, de quien ya explicamos hace unos días su relación con Marcelino Maté y su situación laboral. Lo normal es que quien acredite la situación de los campos y el cumplimiento de éstos para disputar partidos sea la Comisión de Campos.

El informe comienza con un «estimada amiga», término suficiente para entender, sin decir más, de qué estamos hablando.

A partir de ahí, líneas vacías, sin un solo dato. En ningún momento se menciona si cumplen o no. Sí explica que en estos campos se han celebrado partidos de diferentes competiciones en temporadas pasadas, lo que no obsta para que tampoco cumpliese en años anteriores.

Continúa el documento manifestando su absoluto desconocimiento sobre si se ha modificado o no la situación actual. ¡¡El gestor de los campos lo desconoce!! ¿Pero este informe no era para conocer el estado de los campos y su cumplimiento?

Y en tercera instancia advierte de que son los equipos quienes tienen que informar de las mismas.

En definitiva, un documento que no aporta un solo dato, un informe ridículo sin ningún valor informativo, técnico ni acreditativo de nada pero suficiente para vestir de «formal» la decisión del PP, Imagina Burgos y Ciudadanos para cerrar las puertas del Plantío al equipo del que el propio Ayuntamiento es el accionista mayoritario.

Para estas cosas sirve tener bien colocados a los amigos.

Informe-Instalaciones-integro