Otra sentencia desfavorable al Burgos C.F.: 46.800 euros por despido improcedente

Estadio Municipal Plantio

Una nueva condena obliga al Burgos C.F. SAD a abonar otros 46.800 euros netos a uno de sus exjugadores, de la pasada temporada, por despido improcedente. Una sentencia a la que ha tenido acceso Canal 54 a través de la que se declara «improcedente y sin readmisión» el despido que ejecutó el Burgos hace casi un año, el 16 de enero del pasado año.

Dice la sentencia que «de la prueba practicada resultan acreditadas las siguientes circunstancias a ponderar: Se trata de un jugador extranjero que debe abandonar su país, familia y su entorno lo cual es una circunstancia que favorece, de acuerdo con la Jurisprudencia el aumento de la indemnización a percibir y el jugador resulta despedido a los seis meses de haber sido contratado, cuando ya se había cerrado el mercado de invierno, no encontrando trabajo hasta octubre de 2020…»

Así pues, a las reclamaciones de José María Salmerón, con unos 280.000 euros; la de Fernando Estévez, de más de 100.000 euros; las condenas de la FIFA, cercanas a los 40.000 euros; lo que pide le Burgos Promesas, sobre los 400.000 euros y otra serie de deudas de distintos distribuidores, se suman ahora estos 46.800 euros.

Según el letrado del deportista al que se refiere la sentencia, José María del Río, quedan aún pendientes otras reclamaciones que, confía, sigan el mismo camino y resulten favorables a sus clientes. En suma, estas podrían alcanzar los 200.000 euros.

Una situación que no pasaría de ser un mero problema económico de una mercantil, si no fuera por la intención del Equipo de Gobierno de Daniel de la Rosa, de ceder una instalación municipal en exclusiva a esta entidad, bajo la premisa de realizar inversiones en ella.