Objetivo: que todas las personas puedan usar la web municipal (y cumplir la ley)

El Ayuntamiento de Burgos ultima la creación de una Unidad Responsable de Accesibilidad que se encargará de velar por el acceso de los ciudadanos a la administración por la vía telemática.

Se intentará así dar cumplimiento a un decreto que obliga a ello desde septiembre de 2018, aunque hasta la fecha el Ayuntamiento de Burgos no lo ha cumplido. Pero que nadie se alarme, es una administración la que incumple, así que no se ha interpuesto sanción alguna.

Este decreto exige que cualquier ciudadano pueda beneficiarse de un acceso amplio a la administración pública a través de la web, con total independencia de la teclonolíga con la que cuente el ciudadano, desde cualquier dispositivo o con una mínima formación en materia digital. Además, el planteamiento está enfocado también a las personas con discapacidad, de tal forma que la web municipal debe ofrecer la posibilidad de agrandar textos o de la lectura de los mismos, entre otras medidas.

Para ello, además de los trabajos que ya se están realizando para actualizar la web municipal, los ciudadanos podrán plantear quejas o sujerencias ante la propia unidad.

Podrán hacerlo desde el registro municipal o a través de un formulario electrónico que se habilitará en próximas fechas.

Será la Unidad la que se encargue de gestionar y atender las incidencias para que se cumpla el citado decreto.