Nuevo estudio sobre los dinosaurios de La Demanda

Fidel Torcida en un estudio en el Museo de los Dinosaurios
Fidel Torcida en un estudio en el Museo de los Dinosaurios

Un estudiante de Biología de la Universidad de Salamanca, en colaboración con el Museo de los Dinosaurios, ha iniciado un proceso de investigación sobre un hueso de dinosaurio procedente de un yacimiento cercano a Salas de los Infantes (Burgos).

El yacimiento donde se halló el fósil está situado en la carretera que se dirige de Salas de los Infantes a Villanueva de Carazo y próximo al lugar donde se recuperó Arcanosaurus ibericus, una nueva especie de lagarto que se expone en el Museo salense.

El maxilar se conserva casi completo, contiene varios dientes en su posición dentro del hueso, algunos de ellos sin desgaste dental, lo que significa que no habían erupcionado del todo y no los había llegado a usar en el momento de su muerte.

En el mismo yacimiento se han recogido también dientes sueltos. Los iguanodontios poseían una hilera de dientes en continua renovación, de modo que los dientes que se perdían eran sustituidos por otros que iban desarrollándose desde el interior de mandíbula y maxilar.

Estos dos huesos eran movidos de tal manera que se lograba triturar la comida de una forma parecida a la de los mamíferos. Estos animales podrían comer materiales vegetales resistentes durante toda su vida, y conseguir desde plantas herbáceas hasta hojas y ramitas de árboles, situadas hasta a 5 metros de altura del suelo.