Nueva reordenación de los títulos universitarios

Rocío Lucas, consejera de Educación
Rocío Lucas, consejera de Educación

La consejera de Educación de la Junta de Castilla y León, Rocío Lucas, se ha reunido este viernes con los rectores y vicerrectores de las nueve universidades de la Comunidad para iniciar los trabajos de reordenación de los títulos universitarios.

Esta reunión se enmarca dentro del compromiso adquirido por la Junta en 2016, cuando se firmaron sendos acuerdos con las instituciones universitarias públicas y privadas de Castilla y León para la implantación de nuevas enseñanzas de grado o máster en el periodo 2016-2019.

El objetivo de esta nueva etapa es diseñar entre todos una oferta universitaria adaptada a las necesidades de los sectores productivos de Castilla y León, un mapa de titulaciones eficiente y competitivo que eleve la fortaleza del sistema universitario de la Comunidad. La experiencia ha demostrado que determinar previamente los títulos que se van a implantar en los próximos tres cursos académicos permite la planificación estratégica de las universidades y refuerza la calidad de los estudios.

Así, las reuniones que se realicen a partir de ahora deberán analizar la demanda real de estudios y su distribución geográfica, los medios personales y materiales necesarios para garantizar la calidad de las enseñanzas que se quieran implantar y las posibilidades de inserción en el entorno.

Si los trabajos discurren en los tiempos previstos, durante el próximo mes de abril se podrán firmar los nuevos acuerdos. En esos documentos, se establecerá el listado de grados y másteres que cada universidad podrá implantar durante los próximos tres años.

Nuevo mapa de titulaciones

En la reunión celebrada se ha puesto de manifiesto la conveniencia de abordar un nuevo mapa de titulaciones con el consenso y el apoyo de las universidades.

En el encuentro se han fijado algunos criterios que deberían inspirar la puesta en marcha de nuevas titulaciones, así como unas líneas transversales sobre las que trabajar y que pasan, en primer lugar, por el refuerzo de aquellas áreas de conocimiento en las que Castilla y León es más potente y aprovechar los esfuerzos económicos y materiales destinados en mantenerse o crecer de manera sostenida.

Otra línea determinada es la internacionalización de las universidades y de sus estudios, con la apuesta decidida por los campus europeos como futuro modelo de educación superior, por el acercamiento al Espacio Iberoamericano en el que se es referencia, y por el español como lengua madre que se puede ofrecer en las mejores condiciones a un mercado en expansión.

El acercamiento a la realidad del entorno, no solo al tejido productivo y empresarial de Castilla y León, con las implicaciones que esto supone en el ámbito de la empleabilidad, sino también a ámbitos como nuestro mundo rural, es otra de las líneas fijadas.

A ello se suma una apuesta por la modernización del modelo docente a través del impulso a su transformación digital, haciendo especial hincapié en la formación de los profesores.

loading...