Nueva reclamación judicial contra el Burgos CF

Las abundantes deudas de los Caselli ponen en riesgo al Burgos CF

Franco y Antonio Caselli en una Junta de accionistas. Foto: Burgos CF
Franco y Antonio Caselli en una Junta de accionistas. Foto: Burgos CF

Como ya les venimos informando al Burgos CF SAD, de la familia Caselli, se le acumulan las reclamaciones en los Juzgados de Burgos. A las reclamaciones presentadas hasta el momento por varios de sus exjugadores ante el Juzgado de los Social, se suma ahora una nueva reclamación de más de 37.000 euros ante los «Juzgados del orden Civil», por un nuevo incumplimiento contractual.

El Burgos CF SAD, es a día de hoy una entidad absolutamente insolvente y en situación preconcursal, dicho de otro modo: el Burgos CF está en quiebra.

No paga las deudas a su anterior entrenador y técnicos, no paga a muchos proveedores de Burgos, no paga los compromisos adquiridos con los jugadores juveniles de la pasada temporada, y cada semana se produce una nueva reclamación judicial, a sabiendas de que el último que lo haga se quedará sin cobrar.

Al importe, cada vez más elevado de las reclamaciones, se sumarían las sanciones a las que tiene que hacer frente y que presuntamente se le han de estar imponiendo desde la RFEF por cada semana transcurrida desde el inicio de la competición, por no presentar, ni contar con la ficha de entrenador.

Refiriéndonos a esto último y según el art 130 bis del Código Disciplinario de la Federación:

Artículo 130 bis. Infracción específica en materia de inscripción de entrenadores.
El club que de acuerdo con la reglamentación federativa no tenga inscrito a un entrenador principal, será sancionado de acuerdo con la siguiente escala:

Cuando la omisión se mantenga de dos a cinco semanas, la infracción será considerada de carácter grave y la sanción será de 1.200 euros por la segunda semana, 1.800 por la tercera semana, 2.400 por la cuarta semana y de 3.000 euros por la quinta semana.

Cuando la omisión se mantenga durante por mas de cinco semanas, la infracción será considerada de carácter muy grave y la sanción será de 4.000 euros por la sexta semana y de 1.000 euros mas por cada semana que se mantenga la situación, con el límite de 30.000 euros.

Si comenzamos el cómputo del plazo en la semana de inicio de la liga, esto es la del 18-10-2020 , la sanción a imponer al Burgos CF SAD de los Caselli hasta este momento sería de 600+1200+1800+2400+3000= 9000euros.

Además el propio Julián Calero debería ser castigado (según establece el art 104.1.c del Código Disciplinario RFEF -de 4 a 20 partidos y de 1 a seis meses-) por entrenar al equipo sin licencia federativa desde el mes de Julio.

loading...