Nueva estafa: se hacen pasar por técnicos de una empresa eléctrica para robar en los domicilios

Se trata de dos hombres que se hacen pasar por empleados de una compañía eléctrica

comisaria-burgos

La Policía Nacional de Burgos alerta sobre los hurtos que se están produciendo en domicilios de la ciudad desde hace unos días. En concreto la Policía alerta de que dos hombres que se hacen pasar por técnicos de una empresa eléctrica, que entran en la vivienda del estafado, con la disculpa de realizar una inspección, y posteriormente hurtan dinero en efectivo, joyas o relojes.

Han sido varios los ciudadanos que han acudido recientemente a la Comisaría Provincial para presentar denuncia cuando, tras la presunta inspección, han comprobado que les habían robado en sus viviendas.

En todos los casos las víctimas reciben una llamada telefónica en su domicilio en la que el interlocutor se identifica como empleado de una compañía eléctrica. El supuesto trabajador explica en esa llamada que han detectado un problema en la instalación de la vivienda de las víctimas. Puede tratarse de una avería en el contador, o bien, alega que aprovechando la coyuntura de la subida de la luz, van a acercarse al domicilio para revisar la instalación y tratar de abaratar la factura. Una vez dentro de la vivienda, uno de ellos distrae al morador o moradores, y solicita que le enseñe facturas, incluso le pide el DNI y el número de cuenta bancaria, mientras el otro recorre las habitaciones simulando la revisión de la instalación y aprovecha para sustraer dinero en efectivo, joyas o relojes.

Una vez que abandonan el piso los propietarios se percatan de la falta de efectos y en algún caso del dinero que guardaban en cajones o estanterías dentro de un sobre. En una ocasión, la llegada providencial de un hijo de las víctimas, que inmediatamente receló de ‘los técnicos’, propició la rápida huida de éstos. Los delincuentes eligen domicilios en los que viven personas mayores ya que resultan más vulnerables y pueden caer en el engaño con más facilidad.

La Policía Nacional recomienda ante cualquier sospecha llamar al 091.