Nueva condena por despido improcedente al Burgos C.F. SAD

Franco y Antonio Caselli, en "El Plantío", estadio de propiedad municipal que explotan en exclusividad. Foto: @Franco_Caselli
Franco y Antonio Caselli, en "El Plantío", estadio de propiedad municipal que explotan en exclusividad. Foto: @Franco_Caselli

El Burgos CF SAD, que preside y gobierna todavía la familia Caselli  ha sido condenado nuevamente, en este caso por el Juzgado de lo Social nº3 de nuestra capital al abono de 45.000 al ex jugador Hércules Philipe Souza por su despido improcedente.

Dice el Juzgado que: «ESTIMO PARCIALMENTE la demanda presentada por DON HERCULES PHILIPE SOUZA frente a la entidad BURGOS CLUB DE FUTBOL S.A.D.y CLUB DEPORTIVO CALAHORRA, DECLARO IMPROCEDENTE el despido operado con fecha 23-1-2020 y CONDENO a la entidad BURGOS CLUB DE FUTBOL S.A.D. a abonar al actor una indemnización de 45.000 euros netos, con ABSOLUCIÓN del CLUB DEPORTIVO CALAHORRA de las pretensiones de la demanda.«

Esta nueva resolución condenatoria, se une a las ya existentes por las deudas con el ex entrenador  Fernando Estévez y el ex jugador Kleber Lucas de hace algunos meses y agravan todavía más la situación de evidente y manifiesta insolvencia de la entidad.

El abogado de los Jugadores, Jose María del Río, ha señalado en declaraciones a Canal 54 que «resultan imposibles de comprender las continuas declaraciones de los Caselli indicando que no deben dinero y que están al día, cuando no es verdad»

El Burgos CF SAD no tiene ni un sólo euro para pagar ni las nóminas de los jugadores, pendiente aún la del mes de marzo, y varios meses más a los empleados (aunque el silencio en este sentido en la nota dominante), ni hacer frente a ninguno de los pagos a los que viene obligado desde hace meses, como por ejemplo los autobuses de desplazamientos, ,como lo acredita el que en los oportunos procesos seguidos para ejecutar las sentencias de pago, el Juzgado no haya podido encontrar el dinero necesario para satisfacer las mismas. Y de eso ya han pasado varios meses.

La Comisión Mixta de la RFEF ya está al corriente de esta situación y con «las pistolas cargadas» dispuesta a llegar hasta el final con este tema.

Los hechos acreditan que los Caselli no pagan lo que deben y que además gozan del amparo y protección del Alcalde Daniel de la Rosa y de la parte socialista del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Burgos que, a pesar de conocer la insolvencia existente en la entidad sigue demorando más allá de lo razonable, la declaración de desierto del Concurso oportunamente convocado para el otorgamiento de la Concesión de El Plantío.

Por otra parte, los anteriores propietarios parecen estar esperando antes de actuar, a los resultados deportivos y a que el Burgos CF SAD logre el ascenso a Segunda A antes de «mover ficha», en lo que no puede ser sino el mejor ejemplo del juego de la «ruleta rusa», donde bien podrían perderlo todo.

Es cierto que el Burgos CF SAD podría conseguir el ascenso a Segunda A, pero no es menos cierto que a tenor de lo establecido en el art 192 del Reglamento General de la RFEF, el Burgos CF SAD debería haber tenido prohibida su participación en Segunda B la presente temporada , al no estar al corriente de sus pagos con su ex entrenador Jose María Salmeron y su cuerpo técnico.

No olvidemos, que además la entidad se ha de enfrentar a las reclamaciones de algunos agentes de jugadores Real Burgos CF SAD y del Burgos Promesas 2000, que se resolverán oportunamente y que integraran el grueso de la deuda que arrastra este «gigante de pies de barro».