No voy a salir

COLABORADOR-SECCION-CORONAVIRUS

Felipe Mozos Soto

Hace casi veinte años que el genial humorista catalán de lo absurdo, Eugenio , nos  dejó,  y hoy rescato uno de sus chistes para comenzar este relato.

Decía Eugenio “saben aquel que diu.., mamá, mamá hoy no volveré casa .- ¿ y eso por qué hijo mío? . – porque no voy a salir” y se quedaba tan ancho y todos nos quedábamos pensando si había terminado el chiste….,y así andamos estos días que no volvemos a casa porque no salimos.

Eso sí, cuando se levante la cuarentena la respuesta será otra, “mamá mamá que hoy no volveré casa.  – ¡!Mejor hijo mío que estoy harta de verte!! –,” o también “ cariño me voy que he quedado con los amigos para ver el fútbol. – sí tranquilo vete y si quieres ir a ver la final de la copa de Europa a Estambúl , sin ningún problema, y de paso aprovechas el viaje y te pones un poco de pelo que se te va viendo el cartón…….”  Y así pasan los días y los whatsaps se siguen llenando de memes, canciones, vídeos de aplausos y retos.

Sospechosamente llegan cada vez más memes, que amenazan con ser ciertos, de sufridos maridos que están siendo explotados en sus casas limpiando cristales, ordenando armarios y limpiando la plata como si no hubiese un mañana y también de mujeres cansadas de sus compañeros que cada vez que intentan hacer la comida queman una cazuela…, bromas aparte la convivencia estos días está siendo sin duda  mucho más intensa, con todo lo bueno que ello conlleva, he dicho sólo bueno porque hasta de los encontronazos se aprende, quizás seamos capaces de conocer mejor, para lo bueno y para lo malo, a la persona con la persona con la que convivimos y pensábamos que conocíamos. Una hermosa oportunidad de reciclarnos y ponernos en los zapatos del otro, para valorar de ese modo el día a día que quizás para quien pasa más tiempo fuera de casa pase desapercibido.

Los que tienen niños me cuentan que andan como locos y están perfectamente preparados para hacer cualquier examen de la ESO o del BACH, que han aprendido más en quince día recluidos que en toda la EGB y en Bachillerato juntos, algunos han aprendido a usar hasta la webcam.

Los que les tienen más pitufos disfrutan de ellos mucho más, aunque se quejan de sus riñones y la energía que tienen sus retoños y eso que ya no comen petisuis como en nuestra época.

Éstos mismos  padres con los que hablo se quejan que durante el año ven menos de lo que les gustaría a sus hijos y a sus parejas por los turnos de trabajo o por los horarios, pues bien la vida os ha dado una gran oportunidad, aprovéchenla.

También todos ellos se apoyan durante el año en los abuelos, por los motivos que antes comentaba de los horarios de trabajo, etc y son los niños los que añoran tristemente a sus yayos del mismo modo que sus yayos lloran la ausencia de sus descendientes.

Quizás aprovechando esta coyuntura, seamos capaces de adaptarnos en los trabajos a los horarios europeos, en los que se hace , desde antes de esta pandemia, mucho teletrabajo y horarios continuos que permiten conciliar la vida familiar. Antes de que se me asusten los empresarios, ya sé que hay muchos servicios que no pueden dar desde la distancia.

Cualquier cambio asusta y cuesta implantarlo, pero en esta ocasión se nos ha presentado la oportunidad sin buscarla, quizás si funciona y el rendimiento es bueno estemos ante un gran cambio y pasemos más horas trabajando desde casa compatibilizando deberes y familia y podremos decir aquello de , no vuelvo a casa porque no voy a salir.

loading...