No, señora Ayala, los burgaleses no podemos estar orgullosos de todos nuestros policías

Foto: @aytoburgos.es
Foto: @aytoburgos.es

La alcaldesa de Burgos, Cristina Ayala, ha presenciado, este lunes, la toma de posesión de seis nuevos agentes de Policía Local. Una toma de posesión que podríamos entender que se ha producido «por sorpesa», ya que ni figuraba en la agenda de la alcaldesa enviada el pasado miércoles, ni se supo nada de ella hasta el domingo a primera hora.

Sea como fuere, la propia Ayala ha asegurado, tras la toma de posesión, que «los burgaleses estamos muy orgullosos de nuestra Policía». Y, ciertamente, nos gustaría que así fuera, pero lamentablemente, hay policías y policías.

Tal y como recordábamos hace unos días, muchos de los agentes de nuestra ciudad, se están dedicando a mirar hacia otro lado en sus tareas de inspección y fiscalización de las terrazas de la ciudad, aún sabiendo que la gran mayoría no cuentan con autorización.

Pero no es el único caso que impide que podamos sentirnos orgullosos de todos nuestros agentes. En la propia publicación que el Ayuntamiento de Burgos ha realizado, en redes sociales, haciéndose eco de las declaraciones de la alcaldesa, hay varios ejemplos de ciudadanos que deberían sacar los colores a algunos uniformados: la falta de vigilancia en el estacionamiento en plazas reservadas a personas con movilidad reducida; los vehículos que se detienen en paradas de autobús; la ausencia de patrullas a pie; los trapicheos sin control en algú parque de la ciudad…

Son varios los ejemplos que, confiamos, se corrijan con la entrada de estos seis nuevos agentes. Porque si la idea es incorporar más efectivos al cuerpo municipal, para seguir haciendo lo mismo, lo único que habremos conseguido es engordar el capítulo de nóminas que paga el Ayuntamiento de Burgos.

OTRAS NOTICIAS