«Música Callada» vuelve a poner banda sonora al románico burgalés

Foto: https://musicacallada.es/
Foto: https://musicacallada.es/

Un verano más, regresa a la provincia para poner, desde el 27 de julio al 9 de septiembre, banda sonora al románico burgalés. El ciclo nació en el verano de 2016 como un evento cultural de alta calidad que combina conciertos de música de primer nivel y la promoción del valioso Patrimonio de la Ermita Románica de Nuestra Señora del Valle en Monasterio de Rodilla. Este ciclo ofrece una simbiosis perfecta entre el espacio y la música, utilizando uno de los mejores ejemplos del Románico de La Bureba, fuera de las rutas turísticas habituales, para crear un ambiente íntimo y cuidado.

El ciclo se ha ampliado para incluir otros espacios de la mancomunidad, manteniendo la identidad del evento mientras se adapta a diferentes lugares. Un elemento diferenciador es el espacio ambigú, que invita a disfrutar de un vino y un tentempié en el exterior de la ermita junto con los intérpretes, prolongando las sensaciones del concierto y creando un vínculo personal entre los músicos, el público y el territorio.

La implicación del tejido asociativo, las empresas y los ayuntamientos locales es esencial para que el proyecto pertenezca al territorio en su conjunto. La Diputación Provincial de Burgos, a través de su presidente, y la Fundación Gutiérrez Manrique de Caja de Burgos, han brindado su apoyo económico, haciendo posible este ilusionante proyecto. Actualmente, se espera la respuesta de la Junta de Castilla y León sobre la solicitud presentada en la Convocatoria para la realización de festivales, lo que permitiría añadir acciones complementarias que mejorarían la calidad de vida de los vecinos a través del acceso a la cultura.

Con respecto a la programación, el grueso se celebrará en la Ermita de Nuestra Señora del Valle, en el Monasterio de Rodilla. El próximo 29 de julio, Daniel del Pino al piano e Irina Muresanu al violín abrazarán un concierto bajo el título «De Bucharest a Madrid».
Ya el 2 de agosto, le tocará el turno a la soprano Cecilia Lavilla con un recital lírico que hará, a buen seguro, las delicias de los asistentes.
El día 5 de agosto, la música nace de Tatiana Stepanova y José Abel González, que tocarán el piano a 4 manos con obras de Weber o Mendelsshon entre otros.
Y el cierre y colofón final será el 7 de agosto con el violinista español Jorge Jiménez y el clavecinista Diego Crespo en homenaje musical a Bach.

El ciclo se complementa con conciertos en las iglesias de Rubena, Quintanapalla, Fresno de Rodilla , Cardeñuela Riopico y Atapuerca.

OTRAS NOTICIAS