Misión Imposible: cruzar los datos COVID que aporta la Junta de Castilla y León

Datos de mortalidad segregados

Conocer la situación real del COVID-19 es una auténtica misión imposible. Y no ya por la imposibilidad de realizar pruebas a todo el mundo, un hecho obvio, sino porque los datos oficiales son un galimatías de despiste ciudadano. Normal que existan ciudadanos que acusen a los medios de comunicación de desinformar a este respecto, porque depende de la hora o el dato que se de, puede ser hasta contrario al que se publique minutos después.

Baste como ejemplo el portal de transparencia de la Junta de Castilla y León, que en este como en otros ejemplos, cuesta hoy entender porque no se actualiza en algunos epígrafes en tiempo real

Aún así, es muy difícil cruzar datos si estos se actualizan en diferentes momentos o dejan de actualizarse a conveniencia de los trabajadores. Sobre todo porque una administración pública está para servir al ciudadano y no es ciudadano a la administración.

Pongamos algunos ejemplos: La Junta de Castilla y León publica, de lunes a viernes, los casos nuevos de COVID-19, provincia por provincia, los sábados y domingos no son interesantes esos datos. Lo que ocurre es que se generan situaciones tan pintorescas como la de este lunes, cuando la Delegación Territorial de Burgos informa de un brote con 12 personas en Espinosa de los Monteros la tiempo que la Consejería de Sanidad nos dice que hay 0 casos nuevos en nuestra provincia.

Pero no es el único ejemplo de datos que arrojan medias verdades. Por algún motivo que se nos escapa, el área de transparencia comenzó este pasado 1 de agosto a actualizar los datos de ocupación en hospitales, mortalidad y otros asuntos relacionados con el COVID diariamente. Hasta el 31 de julio estos datos se actualizaban una vez a la semana.

Y ahora viene el baile de cifras y la imposibilidad de saber qué pasa. Los PCR positivos en los últimos 7 o 14 días se actualizan diariamente, pero no sabemos a qué hora. Pero los datos que se comunican a la red e vigilancia, esto es los casos confirmados, se actualizan a las 20.00 horas del día anterior, sin embargo, la Junta aporta diariamente unos datos que les transmiten a las 13.00 horas del día de la publicación, así que existen más de doce horas de diferencia entre unos y otros.

Algo similar ocurre con los hospitales. La situación actual por COVID-19 en hospitales se actualiza diariamente a las 08.00 horas. Sin embargo el porcentaje de ocupación de los hospitales no se publica hasta las 15.00 horas. Aunque parezca insignificante, 6 horas pueden suponer el alta de pacientes COVID y, por lo tanto, su incidencia sobre la ocupación.

Además, existen segregaciones de datos un poco curiosas. Por ejemplo, la Junta de Castilla y León separa las personas fallecidas por COVID en hospitales de el conjunto de las personas fallecidas por COVID. ¿Porqué existe diferencia? Se arrojan unas cifras falsas. Diariamente, en Burgos, por ejemplo, estamos viendo la cifra estanca de 217 fallecidos por coronavirus desde hace un mes, cuando la realidad es diferente ya que fuera de los hospitales, fundamentalmente en residencias de ancianos, esta cifra sigue aumentando y en Burgos se sitúa ya en las 458 personas.

Tener unos datos estandarizados, con publicaciones sincronizadas, nos aportan realidad sobre lo que está ocurriendo en nuestra región y provincia. Porque tan mala es la histeria de los políticos y sus medidas desproporcionadas, como la relajación y la ausencia de responsabilidad personal. Todo debe ser proporcional y la única manera de ajustarnos a esa proporcionalidad es conocer y contrastar lo que está ocurriendo.

loading...