Miranda de Ebro sustituye el vallado del nuevo cementerio

obras vallado cementerio

Las obras de sustitución del vallado en el nuevo cementerio de Miranda de Ebro están en marcha desde este lunes. Unas obras contratadas por el Ayuntamiento de este municipio burgalés cuyo presupuesto asciende a los 68.672 euros y cuya finalización está prevista para los últimos días del mes de junio.

Cabe recordar que el cementerio se encontraba vallado en su frente principal hasta una altura entre 0,58 y 0,75 metros, según el terreno, además de una verja metálica de aproximadamente tres metros. En su día, por el mal estado de la misma, se fueron eliminando paños de verja hasta su total retirada, encontrándose actualmente el cementerio abierto, con un vallado compuesto por un zócalo ciego de ladrillo de 70 centímetros de altura y que se encuentra en estado muy deteriorado.

La obra llevará consigo la demolición del zócalo ciego de ladrillo y los pilares de hormigón. Habrá dos tipos de vallas. En la fachada del acceso se colocarán unos 200 metros de vallado con zócalo ciego de altura de 0,80 metros de bloque de hormigón y sobre el mismo se colocará una verja metálica de 150 metros completándose una altura final de unos 2,30 metros aproximadamente.

El resto del vallado perimetral (253 metros) se realizará con malla de acero soldada plastificada en verde.

loading...