ARCHIVADO EN

Miedo, angustia y discriminación tras un «like»

Teléfono Móvil

Un estudio elaborado por Unicef cifra en casi 3 horas diarias el tiempo que los menores españoles pasaron el pasado año conectados a las redes sociales.

Se trata de un estudio que analiza los cambios de hábito y adaptación del colectivo, en un momento en el que lo digital se impone en el día a día de las nuevas generaciones.

Algunos de los datos más significativos de este estudio son que un 25% de los adolescentes encuestados reconocieron haber sentido alguna vez miedo al utilizar las redes sociales y que un 20% de este mismo colectivo ha sentido angustia en su uso.

Un porcentaje menor, un 14%, asegura además que se ha sentido discriminado en alguna ocasión al acceder a las principales redes sociales a través de sus perfiles personales.

El estudio indica que el uso de las redes entre los más jóvenes guarda relación con la baja autoestima, por ejemplo al no conseguir los «likes» suficientes, o problemas de identidad, al imponerse el postureo a la realidad en las publicaciones.

Junto a la dependencia de los dispositivos digitales, el exceso de atención que requieren algunos jóvenes al subir sus publicaciones, es otro de los problemas detectados por Unicef, desde donde además se alerta de situaciones de riesgo que pueden acarrear problemas para los jóvenes, por ejemplo, al fotografiarse o realizar determinadas actividades peligrosas, solo por conseguir una mayor atención de sus seguidores.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS