Miedo a las fechas. PP y Vox heredan las manías de PSOE y Ciudadanos

Pleno 26 Julio 2023 PP VOX

«En los próximos días», «en las próximas semanas», «en los próximos meses». Estas tres frases eran habituales en el vocabulario del Equipo de Gobierno de Daniel de la Rosa, incapaz de anunciar las cinco a las cuatro y media y parece que, al menos de momento, empieza a ser también el lenguaje del nuevo Equipo de Gobierno.

En esta ocasión, ha sido el concejal de Comercio, Raún Martínez quien no ha querido avanzar una fecha, aunque fuera aproximada, para que los bonos al consumo de 2023 sean una realidad.

«Aventurarse a decir una fecha es arriesgado» asume el concejal. Y es cierto, pero ¿para qué está entonces un concejal? ¿Para esperar que las cosas fluyan cuando sea?

¿Tiene el Equipo de Gobierno alguna idea o deseo de cuándo deben estar listos los bonos al consumo? ¿O sirve cualquier fecha sea la que sea?

La excusa puesta por el edil de Comercio empieza a ser ya muy manida. Y es que, Martínez asegura que si una vez salga a licitación la gestión de la plataforma, el plazo no será el mismo si se presenta una empresa o tres.

Pero este es un problema suyo, de la administración y de nadie más. ¿Qué plazo hay para sacar la licitación? ¿Cuánto tiempo estará en marcha? Siempre hay una horquilla de tiempo con fechas mínimas y máximas. A partir de ahí, la administración juega a no imponerse plazos para resolver, lo que la hace tremendamente ineficaz.

Es cierto que, en este caso, existe además un factor ajeno al propio Ayuntamiento. Necesitan el visto bueno de la Junta de Castilla y León para confirmar que estos bonos son compatibles con otras ayudas de la administración regional. Pero, estamos en las mismas, ¿qué plazo tiene la Junta para responder? No vale el «no sé», el «cuanto antes», ni el manido «es que… ya sabes cómo es esto».

Sin embargo, casi todo en la administración tiene consecuencias para los ciudadanos. En este caso, saber los plazos no es un capricho de los medios de comunicación para lanzar un titular ni de los burgaleses para saber si pueden esperar o no a comprarse una chaqueta.

Los plazos son necesarios para un sector que debe planificar su estrategia comercial en el último trimestre del año.

Este tipo de cuestiones las entiende todo el mundo hasta que se sienta en una silla de concejal.

OTRAS NOTICIAS