Méndez quiere estirar sine die el octavo centenario de la Catedral

Fidel Herraez Mendez Pozo

Michel Méndez Pozo no está dispuesto a que se le acabe el chollo que ha supuesto estar al frente de las celebraciones del octavo centenario de la Catedral y poco o nada le importa que las celebraciones hayan pasado a la posteridad por su mediocridad, ya que no se ha celebrado ni un solo acto relevante, que haya permitido al conjunto de la ciudadanía participar de la celebración o cuya repercusión haya tenido un carácter nacional o internacional.

Méndez Pozo se ha limitado a aprovechar recursos, como la Vuelta Ciclista, para hacer parecer que hace algo, cuando se trata de eventos que con cierto habitualidad acoge la ciudad.

Aunque el aniversario de la seo ya se había prolongado hasta bien entrado 2022 debido a la pandemia, el expresidiario parece no estar dispuesto a que se acabe su hegemonía sobre el templo y ha iniciado una serie de contactos para sacar tajada de las celebraciones.

Sin ir más lejos, el próximo lunes firmará sendos convenios con las fundaciones bancarias La Caixa y Caja de Burgos, lo que a buen seguro no es más que un punto y seguido en el dinero recaudado para el octavo centenario.

De todos es sabido que la intención del editor de Diario de Burgos es aprovechar el engranaje de la Fundación de la Catedral para liderar (él también) el proyecto de la ciudad a Capital Europea de la Cultura en 2031 y para ello, tiene que estirar el trabajo en torno al monumento, hasta que el Ayuntamiento mueva dicha de cara a esta candidatura.

Poco le importa el fin, a buen seguro, y que otras rivales, como Granada o Las Palmas de Gran Canaria ya tengan proyectos consolidados y bien formados. A Méndez Pozo solo le preocupa seguir gestionando como propio el dinero que le llega, justificando su trabajo el conciertos y actividades solo aptas para unos pocos.