Méndez Pozo se marca un «Luis Enrique» con la candidatura del PP en Burgos

Mendez-Pozo-3

Al editor de Diario de Burgos, Míchel Méndez Pozo, se le van a acabar los nombres del Partido Popular para seguir proponiendo candidatos o candidatas a la alcaldía de Burgos. En poco más de dos meses, ha hecho un repaso por el listado de las filas populares sacándose, cada poco tiempo, uno u otro nombre con tal de que la candidatura no la encabece quien, bien de forma natural o bien por el apoyo de las encuestas, está llamada a ello: Carolina Blasco.

Salvador De Foronda, Ángel Ibáñez, Roberto Sáiz… si uno empieza a bucear en sus propuestas se encuentra uno tras otro, muchos de los nombres que conforman las filas populares. Hoy le ha tocado el turno a la senadora Cristina Ayala. En esta ocasión, el expresidiario parece decantarse por una mujer, ya que frente al trabajo de Blasco parecían solo salir nombres de hombres, algo que atufaba desde lejos a misoginia.

En la mente de muchos está una maniobra muy parecida, la del empecinamiento de una persona por montar su propio equipo, sin escuchar a nadie, sin hacer caso a las estadísticas y dejando fuera a los mejores. El ex seleccionador nacional, Luis Enrique montó una selección nacida de su capricho, con nombres que algunos incluso tenían que buscar un par de veces para asegurarse de dónde salen, dejando a un lado a otros que, mirando los números, era objetivamente mejores para España. El resultado: de 4 partidos solo 1 victoria.

Este parece ser el plan del «seleccionador» Popular, Méndez Pozo. Está claro que él no se juega las elecciones porque con De la Rosa al frente de la alcaldía no le ha ido nada mal. Pero, al igual que Luis Enrique parecía tener ojeriza a un equipo de nuestra liga, Méndez Pozo no quiere oír hablar de Carolina Blasco.

Y, mal que le pese, es la mejor candidata que tiene, hoy por hoy, el Partido Popular, al menos en lo que su trabajo al frente de la oposición puede juzgarse. Es indiscutible la tarea de oposición que está realizando frente a un Daniel de la Rosa desnortado. Blasco no se limita a hablar, ella actúa. Acude a la justicia, presenta recursos, eleva cuestiones al TARCYL… Muchos de esos recursos le dan la razón: los contratos de la noche blanca, los de los fuegos artificiales, los conciertos, la zona de bajas emisiones y ahora, el montaje de los 4 elementos luminosos de gran formato.

La líder de los populares no titubea cuando algo no le convence, no lo hace ahora ni lo hizo en su día, al frente de la dirección de comunicación de la Junta de Castilla y León, cuando no pasó por el aro de firmar la concesión a la tele de Méndez Pozo y, por aquel entonces, de José Luis Ulibarri.

Claro, un papel tan fiscalizador, tan correcto, tan pegado a la legalidad, parece no ser el escenario más cómodo para Méndez Pozo que, casi de forma desesperada, busca y propone nombres aquí y allí para sacar a Blasco del Ayuntamiento de Burgos.

Mientras tanto, los populares guardan silencio porque saben que las encuestas, los datos y los burgaleses están del lado de Carolina Blasco pero, del otro lado, tienen a un Méndez Pozo desesperado por colocar su candidato, sea como sea y sea quien sea.

OTRAS NOTICIAS